David Teniers

Teniers, David

 
(1582-1649) Pintor flamenco, llamado el Viejo. Autor de La conversación y El médico del pueblo.

Teniers, David

 
(1610-90) Pintor flamenco, llamado el Joven. Dominador de la técnica, destaca en la historia del arte como uno de los típicos creadores de la llamada pintura de género. De 1640 a 1660 fue su época más personal y en la que alcanzó el mayor grado de perfección por la armonía de sus composiciones. Obras: Jugadores de cartas, Cabaret, Kermesse, Fiesta aldeana, Fumadores y bebedores, entre otras.
Ejemplos ?
Hay también varios retratos de Antonio Moro (El rey Juan III de Portugal), Joos Van Cleve y Bernard Van Orley, El archiduque Leopoldo Guillermo en su gabinete de pinturas de David Teniers el Joven y una gran Virgen con el Niño de Erasmus Quellinus II, entre otras muchas obras maestras.
1617; Vieja y niño con candelas), Jacob Jordaens, Clara Peeters, David Teniers el Joven y Jan Brueghel el Viejo (El Jardín del Edén con el Pecado Original).
Los tapices llamados Teniers, a la manera de escenas del pueblo pintados por David Teniers el Joven, comenzaron a tejerse por Behagle y continuaron popularmente, actualizando sus creaciones, en el siglo XVIII, cuando la primera serie de archivos comenzó.
Entre estas, el Gabinete de pinturas con el escudo de la Guilda de San Lucas (1666, Múnich, Alte Pinakothek), aun inscrito en un género característico de Amberes e influido por los gabinetes de David Teniers, presenta rasgos originales, como la convivencia en la misma sala de personajes reales —los aficionados dialogando en torno a los objetos artísticos— y alegóricos —la Pintura y la Poesía con Apolo y Mercurio—, o el hecho de que, a excepción de los casetones del techo, que reproducen los bocetos de Rubens para la iglesia de San Carlos Borromeo de Amberes, las obras representadas, firmadas algunas de ellas por sus autores, no sean copias de obras existentes fuera del lienzo sino pinturas originales.
Díaz Padrón, Matías y Royo-Villanova, Mercedes, David Teniers, Jan Brueghel y los gabinetes de pinturas, Madrid, Museo del Prado, 1992, ISBN 84-87317-13-8 Vlieghe, Hans, Arte y arquitectura flamenca, 1585-1700, Madrid, Cátedra, 2000, ISBN 84-376-1842-8
Bruselas era también importante por ser la sede de la corte, atrayendo a David Teniers el Joven en un momento posterior del siglo.
A través de David Teniers, la familia está también emparentada con toda la familia Teniers de pintores y la familia Quellinus de pintores y escultores, puesto que Jan-Erasmus Quellinus se casó con Cornelia, hija de David Teniers el Joven.
Aunque cercano a Brouwer en sus primeras obras, sus escenas campesinas, de carácter anecdótico, rehúyen siempre las interpretaciones morales para centrarse en la comicidad de los personajes, a la vez que se muestra atento a los pormenores de bodegón, lo que lo aproximará a la obra de David Teniers II más que a la de cualquier otro maestro.
Otras obras flamencas de interés se deben a Antonio Moro (Retrato de Gonzalo de Chacón), David Teniers el Joven (Hombre acariciando a una muchacha), Cornelis de Vos (Retrato de niño) y Jan Brueghel de Velours (Noli me tangere; con figuras creídas de Rubens).
Se instalaron telares de bajo lizo que se realizaban a partir de modelos realizados por pintores de la corte. Se siguieron en estos primeros años modelos flamencos, de la escuela de David Teniers III y Philips Wouwerman.
De esta colección se pueden mencionar “David con cabeza de Goliath” de Rubens, “Anunciación de Cristo a los Pastores” del holandés Berghen (1624-1689), tres cuadros del francés Le Bourguignon (Jacques Courtois), que fueron sometidos en París a un examen para garantizar su autenticidad, además obras de los italianos Barbieri, del Andrea del Sarto, Carracci y Domenico Zampieri, de los flamencos David Teniers I y A.
Quast encaja en un género y estilo muy arraigados en la Holanda del siglo XVII, que en parte enlazan con el flamenco David Teniers el Joven, pero que (como era habitual en Holanda), se singularizan por un enfoque más veraz y rudo de la realidad, frecuentemente teñido de sátira e incluso de pesimismo.