Ejemplos ?
Además, no se daría al problema la solución completa que convinimos el señor Presidente Kennedy y yo nuestra conversación del 30 de junio del año pasado.
La Conferencia nos daría la posibilidad de prometer a los pueblos del mundo que no traicionaremos la amistad y solidaridad que les impulsó a ustedes a luchar contra el apartheid y que, por lo tanto, nos sumaremos a ustedes en la difícil lucha por erradicar la herencia de la esclavitud, el colonialismo y el racismo.
Su participación activa en los puestos de representación legítimamente obtenidos y su acatamiento a la voluntad de las mayorías, daría más vigor democrático a los gobiernos progresistas y a la personalidad política de la República, que aquella que puedan otorgarle las personas que llegan a las comunas municipales y a las cámaras sin el respaldo popular ni antecedentes ideológicos que ha demandado el Partido de la Revolución.
Les debería dar vergüenza. En serio, si yo fuera blanco, me daría tanta vergüenza que me escondería debajo de la alfombra. Y estando debajo de esa alfombra me sentiría tan chiquito que no dejaría ni siquiera un bulto.
Extrañamente, me daría vuelta hacia el Todopoderoso y le diría: -Si me permitieras vivir solo unos cuantos años en esta segunda parte del siglo veinte, seré feliz.
Esto mismo, dijo Simmias. Mira, querido mío, si pensaras como yo, porque ello nos daría mucha luz para lo que buscamos. ¿Te parece propio de un filósofo buscar lo que se llama el placer, como el comer y beber?
Dentro de poco se daría el lujo de faltar; los economistas eran muy importantes para el éxito de las compañías y éstas no podían despedirlos con facilidad.
36 Anales de Volusio, cagado pliego, su voto cumplid por mi chica, pues a la santa Venus y a Deseo votó, si a ella restituido le fuera yo y dejaba de blandir bravos yambos, que los más selectos escritos del peor de los poetas al dios de tardo pie daría para que unos infelices leños los chamuscaran.
Esas masas estaban felices de que ustedes acudieran aquí, porque esto nos daría la oportunidad de reafirmar frente a todos ustedes que la esclavitud, el colonialismo y el racismo son fundamentalmente repugnantes.
La lista que ya no debe esperarse encontrar más porque no es posible que se haya formado dada la misma índole desordenada y subrepticia de entrada de cada uno de los que hubieran sido sus integrantes, es la que de haberse efectuado nos daría el mayor aporte de nombres.
Es verdad que entre lo que él buscaba heroico y anheloso y lo que venían a obrarlos bizarros políticos, podía haber coincidencia de ideales que justificara de parte de éstos la invocación a una mandato tácito de aquél. Veámoslo, pues, a grandes rasgos, ya que el asunto daría por sí solo para una larga crónica historial.
Porque ya habrá observado que yo no soy llorona...; razón por la cual en su retrato de las Angustias sobra aquello de las lágrimas de cocodrilo... EL CAPITÁN.-¿Está usted viendo? ¡Esa respuesta no la daría Lucifer! Sonreír...