Covadonga

Covadonga

 
Valle y lugar de la prov. española de Asturias, en las estribaciones de los Picos de Europa. La basílica (s. XVIII) dedicada a la Virgen de Covadonga, junto a la cueva homónima, es santuario nacional. En el valle, según una tradición, los cristianos, acaudillados por Pelayo, derrotaron a un ejército musulmán (722).
Ejemplos ?
De esta suerte, identificados y confundidos en todos los españoles, dignos de este nombre, su deber de vasallos leales con su dignidad de ciudadanos libres, compenetrados en mí la potestad Real y el alto magisterio de primer custodio de las libertades patrias he podido creer, y puedo afirmar con toda verdad, que donde quiera que me hallase, llevaba conmigo la Covadonga de la España moderna.
Por él, millares de mártires regaron con su sangre los circos de Roma; con su fe inició Pelayo en Covadonga aquella lucha grandiosa que duró ocho siglos y no concluyó hasta arrojar de España, el último pendón de Mahoma desde los muros de Granada.
Y así lo quiso también la Providencia, al disponer que las iniciales de los cinco navíos que surcaron la bahía de Iquique aquella mañana -la Covadonga, el Huáscar, la Independencia, el Lamar y la heroica Esmeralda- formaran precisamente la palabra “Chile”.
Decir huanuqueño era lo mismo que decir noble a nativitate. En una palabra, sin tener una sagrada pena de Covadonga, eran los vizcaínos y asturianos de la América.
Misterios del destino, la Covadonga siendo el buque de menos significación en la Escuadra, es hoy uno de los de mas importancia; después de los dos blindados le siguen la Magallanes i “Covadonga”.
En efecto, supe por el capitán de dicho puerto, quien me mostró un telegrama del prefecto del departamento de Tarapacá, de fecha 19, en el que se comunicaba que la corbeta Esmeralda, la cañonera Covadonga y el transporte Lamar, buques de la escuadra chilena hacían efectivo el bloqueo de Iquique.
Al aproximarse nuestros buques al puerto de Iquique, noté que efectivamente tres buques caldeaban y pronto pude reconocer entre ellos a la Esmeralda y Covadonga, que se ponían en movimiento, tomando posiciones defensivas, a la par que salía del puerto un vapor con bandera norteamericana, probablemente el Lamar y se dirigía al sur.
Parte oficial del Comandante de la Covadonga Carlos Condell Antofagasta Mayo 27 de 1879 Tengo la honra de dar cuenta a US. del Combate que ha tenido lugar entre este buque y la Esmeralda, que quedaron sosteniendo el bloqueo de Iquique, después de la partida del buque almirante y el resto de la escuadra, con los blindados peruanos Huáscar e Independencia.
que es mancilla que ya tanto el ataque se disponga: hundamos esa bárbara escuadrilla, Triunfo, Resolución y Covadonga: y, pues ya su altivez cede y se humilla, antes que en fuga vil Pinzón se ponga, presto salgamos; que, en tal trance puesto, irse podrá, si no salimos presto.
La Covadonga se batía con la Independencia, haciendo al mismo tiempo rumbo al sur y la Esmeralda contestaba los fuegos del Huáscar y se colocaba frente a la población a distancia de 200 metros de la playa.
inicio el ataque haciendo su primer disparo sobre la Covadonga y mande romper los fuegos de la Independencia sobre la corbeta Esmeralda; y aprovechándose de esta circunstancia, el transporte hizo rumbo al sur navegando con toda fuerza de su máquina.
Impuesto de lo que antecede y conforme con uno de los puntos de mis instrucciones, perecería terminada mi comisión, pero dos horas más tarde, habiendo fondeado un paquete chileno, que hace la carrera en esta costa, comunicó su Capitán, que en Mejillones de Bolivia, quedaban fondeados los buques de guerra chilenos “O´Higgins”, “Esmeralda” y “Covadonga”, esperando la próxima llegada de la “Chacabuco”, con el comandante Revolledo, para hacerse cargo de la Escuadrilla.