Benozzo Gozzoli

Benozzo Gozzoli

 
(1420-97) Pintor italiano llamado también Benozzo di Lese. Obras: La Virgen y el Niño, los frescos de la Vida de san Francisco.
Ejemplos ?
Es el hogar de una pintura de San Roch atribuido a Domenichino y, en un nicho en el altar mayor, un fresco atribuido a Benozzo Gozzoli (siglo XV).
Los caballos de la Batalla de San Romano de Paolo Ucello, los de la Capilla de los Magos de Benozzo Gozzoli y los de la Batalla de Anghiari de Leonardo da Vinci (o los de los grabados de Durero y Cranach en el Renacimiento nórdico) dieron inicio a una revitalizada tradición pictórica que se desarrolló durante todo el arte de la Edad Moderna.
Otros artistas destacados fueron: Masaccio, Fra Angelico, Paolo Ucello, Andrea del Castagno, Perugino, Piero della Francesca, Benozzo Gozzoli, Domenico Ghirlandaio, Botticelli, Andrea del Verrocchio, Luca Signorelli, Andrea Mantegna, Giovanni Bellini, Antonello da Messina, etc.
Quí puede verse el Políptico de Santo Domingo, obra de Fra Angélico (1447), la pala della Sapienza Nuova de Benozzo Gozzoli (1456) y el Políptico de San Antonio de Piero della Francesca (1455 - 1468) El Quattrocento de Umbría-Las Marcas (XII-XVI).
El templo era famoso en el Renacimiento y fue tomado o copiado por Francesco di Giorgio Martini, Benozzo Gozzoli, Palladio (que pensaba que era una obra romana 1), Piranesi y Vanvitelli.
En la segunda capilla en el lado norte es 1532 La boda mística de Francesco Allegrini de Santa Catalina. En la tercera capilla en el lado norte es el 1460 Madonna y niño de Benozzo Gozzoli, discípulo de Fra Angelico.
Los muros de las galerías están cubiertos por admirables frescos realizados en la segunda mitad del siglo XIV y a lo largo del siglo XV por artistas como Benozzo Gozzoli, Taddeo Gaddi, Andrea di Buonaiuto y Antonio Veneziano.
El ciclo de frescos continúa con las Historias del Antiguo Testamento de Benozzo Gozzoli (siglo XV), que se encuentran situadas en la galería septentrional.
En 1445, Fra Angélico fue llamado a Roma por el papa Eugenio IV para pintar unos frescos en la capilla del Sacramento del Vaticano, hoy desaparecida. En 1447, pintó los frescos de la catedral de Orvieto junto con su discípulo Benozzo Gozzoli.
Hijo de un modesto pintor, comenzó su aprendizaje junto a Bartolomeo di Tomaso, para después continuar con el que sería su suegro, Pietro Mazzaforte y sobre todo, Benozzo Gozzoli.
El día anterior a su muerte sus hijos vendieron al cardenal Niccolò Pandolfini, obispo de Pistoia dos tablas: la Deposición de la Cruz y la Resurrección de Lázaro. Benozzo Gozzoli murió en Pistoia, probablemente a causa de la peste en 1497.
El Palacio Comunal o Municipal, en un tiempo sede del podestà, es actualmente el edificio donde se expone la Galería de la ciudad, con obras de Pinturicchio, Benozzo Gozzoli, Filippino Lippi, Domenico di Michelino, Pier Francesco Fiorentino, y otros.