Ejemplos ?
Pertenenciente a la familia Abaroa, una familia tradicional de la zona precordillerana de San Pedro de Atacama, era hijo de Juan Abaroa y de Benita Hidalgo, siendo el tercero de cuatro hermanos: Guadalupe, casada en 1850 con Mariano Franco Acuña; Ignacio (n.
Don Pedro Mariño de Lobeira, Lemos, Sotomayor Montenegro y Haro 9º Señor de la Casa de Sierra. Doña Benita de Andrade-Sotomayor Novoa Montenegro y Fidalgo de Arauxo.
Guadalupe Magdalena Ortega Europa, (1986-1988), Primer mujer alcalde en Jerecuaro, primer grupo de mujeres en ocupar cargos públicos a nivel nacional, dando representatividad a la mujeres. Benita Alcántar Carrillo, formadora de instituciones educativas en la localidad.
No dexó sucesión, aunque fué casado dos veces, una con Doña Josefa Ambudoi, y otra con Doña María Benita Rozas y Drumond, hija de los Condes Duques de Castelblanco.
Una familia normal (1970) Egisto (1971) Gente que prospera (1971) Penélope (1971) Fedra (1972) La Saturna (1973) De San Pascual a San Gil (1974) La Venta del Ahorcado (1975) Las brujas de Barahona (1977-1978) Las alumbradas de la Encarnación Benita (1979) Prólogo a El barón de Moratín (1980), obra corta El jarro de plata (1980), obra corta El doctor Torralba (1980-1982) La Tirana (1982), obra corta Entre Troya y Siracusa (1984), obra corta La Monja Alférez (1986) El libro de Salomón (1993) (1996-1997) Alonso (A la sombra del Quijote) (1997-1998) Dos monjas (2003) Los que obedecen (2005) Crónicas de la antigua Roma (2009) Las vírgenes locas.
El matrimonio de Camilo Mora Alvarado y Ana Benita Porras Ulloa —familia liberal que figura entre las fundadoras de la actual capital costarricense—, tuvo cuatro hijos que pertenecieron a la élite política y social del país.
Julián Sanz del Río ejerció una influencia decisiva en su formación, sobre todo por medio del krausismo. Se casó en primeras nupcias con Emilia Inerarity y, en segundas, con María Benita Álvarez Martínez.
Al llegar el verano, Celia y su familia pasan unos días en la playa, y cuando sus papás se marchan a París, ella y Doña Benita pasan el resto del verano en la sierra con Juana, la doncella y Carlotica, una nueva amiga de Celia.
Los seis episodios diferentes fueron puestos a la venta individualmente en una colorida colección titulada "El mundo de Celia", y cada uno iba acompañado por una edición actualizada de los seis primeros libros de Celia de Elena Fortún: Celia, lo que dice (1929) fue incluida con el primer episodio de la serie, "Soy Celia," Celia en el colegio (1932) con el segundo, "Doña Benita," Celia novelista (1934) con "El verano," Celia en el mundo (1934) con "En el colegio," Celia y sus amigos (1935) con "Ni santa, ni mártir" y Celia madrecita (1939) con "¡Hasta la vista!"; La editorial América Ibérica no produjo nuevas ediciones de los libros de Celia restantes.
Cuando ésta no puede soportar más las humillaciones de Celia, su madre acude a Doña Benita, una anciana de buen corazón pero con una imaginación tan grande y fantasiosa cómo la de la misma Celia; en lugar de cuidar de Celia, Doña Benita se vuelve una fiel compañera de juegos y aventuras para la niña.
Regidores: Casilda Ruperta Cabrera Fabián de Reyes (CC), Graviel Roque Matienzo López (CC), Jesús Luciano Murillo Quispe (CC), Benita Asunciona Del Carpio De La Cruz (CC), Luisa Marisol Murillo Vásquez (APRA).
Ingresó luego a la orden de Santo Domingo en 1790; en 1798 era cura interno de Anapoima; en 1800, misionero apostólico en los Llanos de Casanare, donde se inició como "guerrillero" siendo párroco de Tame; sabemos que se encontraba en dicho pueblo en 1803, le acompañaba una hermana llamada Mariana Mariño, esposa de Don Francisco Orcacitas; el mismo Fray Ignacio menciona en su testamento a "dos hermanitas", aunque no expresa sus nombres, y a "mi señora Benita Mariño".