Azuaga

Azuaga

 
Mun. de la prov. española de Badajoz; 8 924 h.
Ejemplos ?
Azuaga es un lugar de rica historia. En su término y en el entorno de su casco urbano, se encuentran restos de asentamiento humano megalitistas (más de 30 dolmenes catalogados), del Calcolítico, Edad del Bronce y también del Período Orientalizante.
En total como matador de toros ha intervenido hasta la fecha en 32 corridas de toros, cortando 64 orejas y 8 rabos, destacando sus triunfos en Cabra, Priego de Córdoba, Benamejí, Azuaga, Chillón, Porcuna y Almonacid de Zorita entre otros.
Ha sufrido 3 cornadas en Lodosa (Navarra), Lucena (Córdoba) y Azuaga (Badajoz), siendo esta la más grave de las tres necesitando 63 puntos de sutura en el gemelo izquierdo.
• 1956. Cristo de la Oración en el Huerto. Hdad. de la Humildad y Paciencia. Azuaga (Badajoz). • 1956. Cruz de Guía de la Hdad. de la Amargura de Dos Hermanas • 1956.
Su primer Obispo fue el mismo sacerdote que acompañó a Valdivia en su expedición, el bachiller González Marmolejo, quien no pudo ser consagrado por enfermedad y tomó posesión de la diócesis por medio de un apoderado. En los primeros años le sucedieron en el cargo los franciscanos Fernando de Barrionuevo, Diego de Medellín y Pedro de Azuaga.
Archivo:carmelo-solis.jpg Nace en Azuaga el 14 de octubre de 1935, ordenándose sacerdote el 20 de octubre de 1958. Tiene sus inicios pastorales como Prefecto de Música y Profesor del Seminario Diocesano de Badajoz durante cinco años, desde enero de 1959 hasta febrero de 1964.
Desgraciadamente este periodo histórico ha sido muy poco estudiado. Con la caída de Hispania en manos musulmanas, comienza un floreciente periodo para Azuaga.
Comprende la villa de Azuaga y la aldea de La Cardenchosa. Es la localidad más importante de la Campiña Sur y centro comercial y de servicios, no solo de esta comarca extremeña, si no también de las zonas limítrofes de Cordoba y Sevilla.
Entre las evidencias históricas de la Azuaga musulmana, encontramos la del geógrafo y viajero árabe Al Idrisi, que mencionaba la población en el siglo XII, aludiendo a ella como un fuerte situado sobre una eminencia.
En la época de dominación romana, Azuaga se convierte en municipio dentro de la provincia Baetica, aún no está claro su topónimo en esta época, tal como se desprende de las interesantisimas inscripciones que se conservan en el ayuntamiento, seria el M Municipium F Flavio V y aquí es donde viene el problema de identificación, según el prestigioso investigador A.
Azuaga era un lugar estratégico, con su reconquista se pretendía controlar los caminos que unían Córdoba con Badajoz y Mérida. Apuntar que aun existes muchas incógnitas respecto a cómo fue su reconquista y los años siguientes a esta.
Este es el primer escrito que recoge la existencia de Azuaga con este nombre. Todo parece indicar que la población que se asienta en Azuaga es de la tribu bereber de Al-Zuwaga.