Apocalipsis de san Juan

Apocalipsis de san Juan

 
bib. Libro canónico del Nuevo Testamento, colocado al final de la Biblia, escrito por el apóstol durante su destierro en la isla de Patmos, a fines del s. I.
Ejemplos ?
El Apocalipsis de San Juan es triste como la última palpitación de la naturaleza, como el último rayo de luz, como la última mirada de un moribundo.
Pero el tercer concilio de Cartago, reunido en el año de 397, insertó en el canon de las Escrituras el Apocalipsis de san Juan, cuya autenticidad se habia negado hasta entónces; y el pasage de su cap.
De los mil años de que se habla en e Apocalipsis de San Juan, y qué es le que racionalmente debe entenderse De estas dos resurrecciones habla de tal manera en el libro de su Apocalipsis el evangelista San Juan, que la primera de ellas algunos de nuestros escritores no sólo no la han entendido, sino que la han convertido en fábulas ridículas, porque en el libro citado dice así: «Yo vi bajar del Cielo un ángel, que tenía la llave del abismo y una grande cadena en su mano; él.
Porque en la Biblia están escritos los anales del cielo, de la tierra y del género humano; en ella, como en la divinidad misma, se contiene lo que fue, lo que es y lo que será; en su primera página se cuenta el principio de los tiempos y el de las cosas, y en su última página el fin de las cosas y de los tiempos. Comienza con el Génesis, que es un idilio, y acaba con el Apocalipsis de San Juan, que es un himno fúnebre.
31 Isaac Newton (1642-1727), el descubridor de la ley de gravitación universal, aquel que puso las bases de la llamada «mecánica clási­ca» y cuyos descubrimientos físico-matemá­ticos habrían de representar para Kant el paradigma de toda cientificidad, cultivó tam­bién el campo de la teología, escribiendo algún que otro ensayo sobre las profecías de Daniel y el Apocalipsis de San Juan.
Cuál es la resurrección primera y cuál la segunda CAPÍTULO VII. De los mil años de que se habla en e Apocalipsis de San Juan, y qué es le que racionalmente debe entenderse CAPÍTULO VIII.
El conjunto escultórico pretende ser una representación iconográfica de diferentes símbolos tomados del Apocalipsis de san Juan y de otros textos del Antiguo Testamento.
Un ejemplo de uso conocido de esta numeración es el Número de la Bestia, en el Apocalipsis de San Juan, donde aparece como χξςʹ (ji, xi, stigma), que representa el valor Seiscientos sesenta y seis.
El Escorial: Imp. del Real Monasterio, 1928. Los manuscritos de los Comentarios al Apocalipsis de San Juan, por Beato de Liébana. Madrid, 1906.
Fueron añadidos posteriormente, al igual las letras alpha y omega que cuelgan de los brazos horizontales; si bien estas pudieron complementarla inicialmente y remitir al Apocalipsis de san Juan cuyo comentario iluminado, que tan amplia difusión tuvo en esa época, los conocidos Beatos, reproducen la imagen de este tipo de cruz en nueve de los ejemplares conservados.
En un primer momento destacó la elaboración del Nuevo Testamento, redactado en griego, con tres partes principales: los cuatro evangelios (Mateo, Marcos, Lucas, Juan), el corpus epistolar (cartas de San Pablo y otros apóstoles) y el Apocalipsis de San Juan.
Muchos especialistas deducen que el Diablo (el Maligno) es el "genio inspirador" de la famosa Bestia del Apocalipsis de San Juan.