Alejandro Farnesio

Farnesio, Alejandro

 
(1545-92) General español. Juan de Austria le nombró gobernador de los Países Bajos.
Ejemplos ?
Un poco más tarde ejecutó varias obras: su autorretrato, uno de su esposa (hoy en el Prado), un retrato de un caballero de Santiago (Budapest), uno de Alejandro Farnesio, Duque de Parma y Piacenza, el retrato de un desconocido (Verona), y una pintura religiosa muy extraordinaria de la Resurrección (Nimega, colección privada); destaca por ser de las pocas obras de temática religiosa que ejecutó.
No obstante, legalmente Felipe II no renunció a esos territorios, y el gobernador de los Países Bajos Alejandro Farnesio, inició la contraofensiva y recuperó a la obediencia del rey de España Felipe II de gran parte del territorio, especialmente tras el asedio de Amberes, pero parte de ellos se volvieron a perder tras la campaña de Mauricio de Nassau.
Heredó el ducado de Bomarzo siete años después de la muerte de su padre, gracias a la intercesión del cardenal Alejandro Farnesio (el futuro Papa Paulo III).
Nacido Ugo Buoncompagni, estudió jurisprudencia en la universidad de Bolonia y tras doctorarse en derecho en 1530, desde 1531 ejerció como profesor contándose entre sus alumnos figuras de la importancia de Carlos Borromeo, Alejandro Farnesio y Reginald Pole.
La armada aliada estuvo al mando de don Juan de Austria, secundado en la armada real por Álvaro de Bazán, Alejandro Farnesio, Luis de Requesens y Juan Andrea Doria; mientras que la veneciana iba capitaneada por Sebastián Veniero y la pontificia por Marco Antonio Colonna.
Prendado de su vivacidad y excelentes disposiciones el Cardenal Alejandro Farnesio, Legado apostólico entonces cerca de Cárlos V, se le pidió á su madre para llevársele á Italia consigo, darle alli carrera y colocarle ventajosamente.
1585: 10 de marzo, la ciudad capitula ante las tropas españolas al mando de Alejandro Farnesio después de más de un año de asedio.
En 1565 acompaña a España a Mansfeld, que recibe el encargo de acompañar a su vez a María de Portugal, prometida de Alejandro Farnesio.
En los siglos XVI y XVII el grandioso periodo de la milicia española en sus inmortales campañas de Italia, de Flandes, de Francia, del Sacro Imperio Romano y de Portugal se descubren concepciones estratégicas dignas de admiración del Gran Capitán, de Pedro Navarro, del Gran Duque de Alba, de Alejandro Farnesio, de Fuentes, de Ambrosio Espínola, del Cardenal Infante etc.
Cuando Alejandro Farnesio (duque de Parma), pasó a Francia durante la Liga, atravesó las llanuras de la Picardía, marchando en columna en medio de dos filas de carros que cubrían sus tropas (Ciro II el Grande contra Creso ya había utilizado la trinchera movible de carros para formar su retaguardia), y Enrique IV de Francia a pesar de sus grandes deseos de entablar combate, jamás se atrevió a obligarlo porque no podía conseguirlo sin atacar la citada trinchera, lo que le habría expuesto a una pérdida irreparable.
El hijo de Margarita de Parma (y nieto de Carlos V), Alejandro Farnesio alcanzó por ejemplo un notable éxito al mando del ejército español en las guerras que este libraba en Europa.
De estos destacaron Fernando Álvarez de Toledo y Pimentel —III duque de Alba de Tormes—, Alejandro Farnesio, duque de Parma, Álvaro de Bazán y Juan de Austria, entre otros.