Albense

Albense

 
hist. Códice mozárabe terminado en el año 976, procedente del monasterio de Albelda.
Diccionario Enciclopédico Vox 1. © 2009 Larousse Editorial, S.L.
Ejemplos ?
Su fundación o repoblación fue llevada a cabo por los reyes de León en la Edad Media, quienes crearon el concejo de Alba, del que pasaron a depender los pueblos de la comarca y cuya capital era Alba de Tormes, excelentemente situada para controlar el paso del Tormes, formando parte el concejo albense del Reino de León.
En el año 1196 fue saqueado por las tropas castellanas, dentro del contexto de las guerras fronterizas entre León y Castilla. Posteriormente, como territorio integrado en la jurisdicción albense, perteneció a la Casa de Alba.
Aunque ambas aparecen en el norte y en el sur de la Cuenca de Londres estas no están presentes en todos los lugares bajo la tiza que subyace la cuenca; el Gault se encuentra directamente en rocas erosionadas del Jurásico o Devónico que se encuentran en gran parte de la zona. La Upper Greensand es de una edad Albense.
Allí ordenó el levantamiento de una fortaleza de planta rectangular, flanqueada por cubos en sus ángulos, con fuertes muros de gruesa mampostería, quedando situado dentro de los límites del Alfoz Albense y en relación directa con aquél y con el estatus de realengo.
Después volvieron a interrumpirse y entre 2007 y 2010 se retomaron cerrando el presbiterio y la capilla absidal con un proyecto de Ricardo Pérez Rodríguez-Navas que se aleja del de Repullés y Vargas. En el 2015 la Basílica albergará la sede albense de Las Edades del hombre.
La liga albense fue probablemente la más antigua entre las federaciones del Latium Vetus y estaba constituida por unas treinta aldeas con su centro situado sobre el Monte Albano (populi albenses), según señala Plinio el Viejo.
Las escasas referencias a la acción que aparecen en la prensa republicana la presentan como un ataque efectuado contra el cuartel general del mando nacional en Salamanca, sin citar el bombardeo a la villa albense.
Una tradición albense sitúa a Teresa en Alba en enero de 1571, supervisando las obras conventuales a las que Juan de la Cruz ayudaba con sus manos como albañil, con la oración y confesando a las monjas.
En Carabias aflora un estrato de arenas silíceas de época albense (Cretácico Superior) donde se asienta un singular y aislado rebollar (Luzulo forsteri - Quercetum pyrenaicae) en cuyas vaguadas, más húmedas, están cubiertas de majadales (Festuco amplae - Poetum bulboseae), vallicares (Festuco amplae - Agrostietum castellanae), pastizales húmedos (Sanguisorbo - Deschampsietum hispanicae), juncales eutrofos (Cirsio monspessulani - Holoschoenetum) o nitrificados (Mentho longifoliae - Juncetum inflexi), formando un interesante complejo de comunidades vegetales.
Varios jugadores como Jesús Jiménez (Inter Fútbol Sala) o Nacho Gómez (retirado) nos abandonaron y en su lugar llegaron otros como Panucci (Leganés FS), Churrero y Jesús Resino (Calera FS) o Mini (Albense FS), aparte del regreso de Justo Cáceres tras su media temporada en el Brihuega FS, de la Segunda División.
Sin embargo, esta referencia topográfica hacia la Alta Andalucía es aprovechada por el jienense Martín Ximena Jurado para redactar motu proprio en sus "Anales del municipio Albense Urgavonense o villa de Arjona" (1643) que la localización de la muerte tuvo lugar «en el término de Baeza (adonde bolviendose con su ejército...) le asaltó la muerte» en un paraje que se quiere hacer corresponder con el actual de «La Aliseda» en Santa Elena.