Agapito

Agapito (Agapitus)

 
Nombre de varios papas.
Ejemplos ?
Destacan: Max Klinger, Adolf von Hildebrand, Aimé-Jules Dalou, los hermanos Agapito y Venancio Vallmitjana, Ricardo Bellver, Mariano Benlliure y, especialmente, Constantin Meunier, principal evocador de la figura del proletario, con cierto aire idealizado, el obrero como héroe moderno (El Pudelador, 1884-1888).
Antón Vilar Ponte (1881 - 1936) escritor y político. Agapito García Atadell (1902 - 1937) tipógrafo, antiguo miembro del PSOE, titular de la checa de su nombre.;Religión Gonzalo de Vivero (1418 - 1482) obispo de Salamanca.
No bien llega Venancio con los fósforos y los periódicos, pasan éstos, como por encanto, a las manos de don Tadeo, don Agapito y don Pancracio.
Y probaba a enternecerse, pero en vano; a pesar de su cara compungida, le importaba tres pepinos la muerte de Ronzuelos (don Agapito) es decir, mi muerte.
Bueno para los cazadores, que habrán entrado muchas sordas. -Según los que fueron el domingo al monte -dice don Agapito-, no es cosa mayor.
Por fin pudo coger lo que él llamaba el hilo del discurso y prosiguió: -¡Ah, señores, Ronzuelos, Agapito Ronzuelos fue un mártir de la idea (de la humedad, señor mío, de la humedad), de la idea santa, de la idea pura, de la idea del progreso, el progreso indefinido!
JULIÁN Lo que es hoy, no lo visito, de aquí me voy a ranchiar, porque quiero pastoriar la hija de ño Agapito, que es mosa que para un frito naide le pisa la cola.
-¿Y cómo no habrá venido don Teodoro? -exclama el risueño don Agapito. -Ayer tarde -responde don Tadeo le encontré yo junto a Bezana: venía de Torrelavega; después no he vuelto a verle.
Luego verá, ño Severo, un potrillo pangaré, lindo, que le trajiné a un inglés, que fue chasquero: Y salía cola alzada ajuera continuamente, y de ahi volvía caliente a presumir en la Aguada: Aonde se apea y se cuela atrás de cualquier muchacha, a pesar que tiene facha de más zonzo que su agüela... Olivera ¡La del inglés, Agapito!...
¡barajo!... no te turbés... Agapito ¿Cuál quiere que sea, pues? La del bisquete mesmito: ese maula que cruzaba lo mesmo que autoridá, del Cerrito a la Ciudá, y aquí nos menospreciaba...
-No diga usted eso -exclaman todos juntos. -El Times lo asegura. -¡El Times! -replica don Agapito, que se las echa de saber un poco de inglés-. ¡Imposible! -Véalo usted.
Proseguí, no te parés, que recién me va gustando. Agapito Pues, como le iba contando, resolví dende esa vez no darle alce ni cuartel, y sobre el rastro ahí no más largármele por atrás, ¡y que se me iba el infiel!