Ejemplos ?
La base de Alcántara está más próxima a la línea del ecuador, lo que puede abaratar los vuelos, y está preparada para lanzar cohetes de mayores dimensiones. Desde ese centro de lanzamientos maranhense, la AEB realizó su primer vuelo de un cohete con experimentos científicos.
La AEB tiene previsto multiplicar este tipo de misiones con fines científicos, desde esta base y desde el centro de lanzamientos de Alcántara, en el estado de Maranhão, en el nordeste del país.
Para el cumplimiento de estos fines, la AEB realiza las siguientes funciones: Canaliza en nombre de sus asociados el diálogo del sector bancario con la Administración pública, los partidos políticos, los grupos parlamentarios, las organizaciones sindicales, el resto de organizaciones empresariales o sociales y los medios de comunicación.
Aunque la afiliación a la AEB es voluntaria en la práctica todos los bancos con una actividad significativa en España son miembros de la Asociación.
Además, colabora como entidad adherida con la Asociación Hipotecaria Española. La AEB representa y defiende los intereses colectivos de sus miembros en los ámbitos de su actividad.
Ha sido presidente de la Asociación Internacional de Bibliología (AIB) (1998–2000) y actualmente es presidente de honor de la Asociación Española de Bibliología (AEB).
El 30 de marzo de 2006 el astronauta de la AEB Marcos Pontes se convirtió en el primer brasileño y la primera persona de habla portuguesa en ir al espacio, permaneciendo una semana en la estación espacial internacional.
a Agencia Espacial Brasileña (en portugués Agência Espacial Brasileira) conocida también por su sigla AEB, es la autoridad civil del Brasil que está a cargo del programa espacial del país.
En un intento por colocar la MECB firmemente en manos civiles, el presidente de Brasil Itamar Franco firmó una ley el 10 de febrero de 1994, creando la Agencia Espacial Brasileña. La AEB remplazaba a COBAE, la cual actuaba principalmente como una cuerpo asesor y no tenía personal.
La AEB, una agencia semiautónoma, tendría sus propias responsabilidades para la implementación de políticas. Estaría dirigida por civiles bajo el control directo del presidente.
La AEB supervisaría a MECB, pero el Ministerio de Aeronáutica todavía estaría a cargo de la infraestructura de lanzamiento y el lanzamiento mismo de los vehículos, y el INPE continuaría dirigiendo el desarrollo de satélites.
En el caso de España, existía preocupación entre los bancos agrupados en la AEB por el crecimiento de este sector, alertando de la necesidad de «delimitar bien sus riesgos futuros», pero, como señalaba una periodista del diario La Vanguardia, algunos de estos grandes bancos «mantienen alianzas con entidades de banca en la sombra a las que redirigir algunos de sus clientes en el caso de que los créditos que solcitan no puedan concederlos en solitario».