-pedo

-pedo

suf. Componente de palabra procedente del lat. pes, pedis, que significa pie bípedo.
Ejemplos ?
4 es parte de la mina Mk-60 CAPTOR (En cap sulated tor pedo; Torpedo encapsulado) Puede ser lanzado desde buques utilizando tubos lanzatorpedos Mk 32 Puede ser lanzado desde misiles ASROC Puede ser lanzado desde aviones y helicópteros Función: torpero liviano lanzado desde plataformas aéreas y de superficie Fabricante: Alliant Techsystems Planta de propulsión: motor de combustión externa de dos velocidades.
Está vestido con un saco negro que se dibuja un águila y es mucho más tatuado, incluyendo tatuajes "Born to pedo tu boca", que significa "Nacido para acariciar a su cara" en francés.
Otros dijeron que lo había hecho por particular respeto que se debe al señor ojo del culo. Pues decir que no es bullicioso un pedo, ¡bueno es eso!
"si te pillo hoy en pedo lo verás, matucho, si te me vas golpio y sin el potrillo!" Olivera ¡La Purísima, el muchacho, que es propio para un descuido!
andá, Pilar, por favor, mientras duerme ño Severo, ve si te empriesta el pulpero un vaso y el asador. Y en cuanto llegue Luciano, la venida de Olivera celebraremos siquiera con un pedo soberano.
Al cabo de un momento, se apodera de mis dos nalgas, las abre, pone su boca abierta en el agujero sobre el cual la pega herméticamente y, en seguida, siguiendo la orden que había recibido e impulsada por la necesidad que de ello tenía, le largo a la garganta el pedo más ruidoso que había recibido en su vida, se aparta furioso.
—dijo Curval—. Estoy besando la nalgas de tu hija, que ni siquiera ha tenido la amabilidad de soltar un simple pedo. —Tengo más suerte que tú —contestó el obispo—, porque tu mujer, que acaba de dedicarme la más bella y copiosa cagada...
Lo del pedo es verdad, que no lo sueltan los ojos; pero se ha de advertir que el pedo antes hace al trasero digno de laudatoria que indigno de ella.
Y así, mandan los doctores que no les detengan, y por esto Claudio César, emperador romano, promulgó un edicto mandando a todos, pena de la vida, que (aunque estuviesen comiendo con él) no detuviesen el pedo, conociendo lo importante que era para la salud.
53 Me he reído de no sé quién ora, del corro, que, cuando admirablemente los vatinianos cargos mi Calvo había explicado, admirado dice esto, y las manos levantando: “Dioses magnos, mamarracho diserto.” 54 De Otón la cabeza que un pueblo es más diminuta, y de Herio rústicamente semiaseadas las piernas, sutil y leve el pedo de Libón.
Ítem, si saben que, por haber sido el dicho Don Pedo padre del dicho Don Baltazar...
A cada sacudida una le pasaba ante las narices, él la espera, y en aquel momento hay que lanzar un pedo o bien recibir un manotazo en el culo.