Útica

Útica (Útica)

 
Antigua c. costera del N de África (N de Túnez), primera colonia occidental fenicia (s. XII a C). Sus ruinas se encuentran cerca del actual Porto Farina.
Diccionario Enciclopédico Vox 1. © 2009 Larousse Editorial, S.L.
Ejemplos ?
Bajo el gobierno de Hiram se sometió una revuelta en la primera colonia tiria, la ciudad de Útica del Norte de África, situada cerca del emplazamiento de la futura Cartago.
Escipión puso sitio a Útica, ciudad ubicada en la costa mediterránea de África, pero la llegada de los ejércitos unidos de Sifax y Cartago le obligaron a retirarse a pasar el invierno en un promontorio saliente (llamado Gens Cornelia por las tropas de Escipión, en honor a su líder), que él fortificó.
Sufriendo los gravosos tributos que cayeron sobre ellas tras la desastrosa guerra con Roma, accedieron fácilmente a las peticiones de los mercenarios, lo que convirtió el motín original en un levantamiento nacional. Sólo dos ciudades se mantuvieron leales: Bizerta y Útica.
Con estas fuerzas delante, Escipión tuvo que levantar el asedio de Útica y establecerse en una posición protegida en un promontorio en la costa; Asdrúbal y Sifax formaron dos campos separados y bloquearon al romano en el invierno del 204 al 203 a.
C., Asdrúbal Giscón, y Sifax meditaban un ataque general por tierra y por mar contra las fuerzas de Escipión, pero este último, que fue informado de su plan por algunos númidas, se anticipó y atacó sus dos campamentos en la noche, causando ingentes pérdidas a los cartagineses y los númidas, lo que permitió poner sitio a la ciudad de Útica.
El límite con Quebradanegra es el camino que va a Guaduas por la vereda La Esmeralda, desde la cuchilla de la montaña hasta encontrar el antiguo camino de Útica en el alto de Velero y por ésta cuchilla hasta el nacimiento de la Quebrada el Cojo, por ésta aguas abajo hasta su desembocadura en el Villeta y por éste hasta su desembocadura en el Tobia.
e conoce como batalla de Útica al combate que enfrentó al general cesariano Cayo Escribonio Curio y a los soldados que envió el aliado de Cneo Pompeyo Magno, el rey Juba I de Numidia, como refuerzo para el gobernador pompeyano de la provincia de África, Publio Accio Varo.
Sufriendo los gravosos tributos que cayeron sobre ellas tras la desastrosa guerra con Roma, accedieron fácilmente a las peticiones de los mercenarios, lo que convirtió el motín original en un levantamiento nacional. Sólo dos ciudades se mantuvieron leales: Hippo Dyarrhytus y Útica.
Tras ahuyentar a los barcos vigías de Lucio Julio César desembarcó en la bahía de Tonara, cabo Bon. Varo había llegado antes a África, escapando desde Auxumo mientras César ocupaba Italia hasta arribar a Útica por cuenta propia.
Tras su desembarco en el norte de África, Curio se dirigió hacia las inmediaciones de la ciudad de Útica que se había atrincherado el bando pompeyano.
Curio ordenó a su flota navegar a Útica mientras él con el ejército marchaba por tierra alrededor del golfo, tardando tres días hasta llegar a la orilla sur del río Bagradas.
Holmes, 1923: 99 Desde ahí podía vigilar el campamento de Varo, ubicado junto a la ciudad, con su lado noroeste apoyado en la muralla de Útica y por el otro extremo orillando el mar, con libre comunicación naval y dejando solo un espacio estrecho por donde atacarle.