ídolo

(redireccionado de ídolos)

ídolo

(Del lat. idolum, imagen.)
1. s. m. RELIGIÓN, ANTROPOLOGÍA Figura de una deidad que es objeto de adoración el tótem era un ídolo para la tribu. efigie, estatua, icono, imagen
2. Personaje público que suscita gran admiración entre la gente ese cantante es el ídolo de las quinceañeras.

ídolo

 
m. Figura de una falsa deidad a que se da adoración.
fig.Persona o cosa excesivamente amada, objeto de culto.

ídolo

('iðolo)
sustantivo masculino
1. religión figura religiosa a la que se adora y rinde culto como si fuera la divinidad misma Los acusaron de adorar ídolos.
2. persona por la que se siente una admiración desmesurada Es el nuevo ídolo de los jóvenes.
Traducciones

ídolo

idol

ídolo

Idol

ídolo

idolo

ídolo

idole

ídolo

ídolo

ídolo

idol

ídolo

偶像

ídolo

偶像

ídolo

Idol

ídolo

Idol

ídolo

アイドル

ídolo

Idol

ídolo

SMidol
Ejemplos ?
a biblia enseña esto: No haréis para vosotros ídolos,ni escultura,ni os levantaréis estatua, ni pondréis en vuestra tierra piedra pintada para inclinaros a ella; porque yo soy Jehová vuestro Dios.guardar mis dias de reposo, y tened en reverencia mi santuario.
Su ley unió con fraternales lazos la humanidad: rasgó la ley judía e hizo los falsos ídolos pedazos; y al alzarle en la cruz Salem impía, a la raza de Adán tomando en brazos, dijo: «Te he redimido, ya eres mía.» Cursado sin haber libros ni escuelas, de Nazareth en sus humildes botes, del mundo lanzó al mar sus sacerdotes, dando su Fe viento a sus velas.
Sólo en la isla española el patriarca Boil derribó más de 160 mil ídolos, fundó las primeras iglesias, constituyó los primeros obispados, y cinco de sus monjes, y fray Julián, aragonés, fueron obispos.
Se rasparon viejas carcomas, se redujeron a pedazos falsos ídolos, armas romas, e impusieron sus firmes lazos la fraternidad de los brazos, la transmisión de los idiomas.
En la gentilidad, y antes de ser incorporados al imperio, los huancavelicanos hacían a sus ídolos de piedra sacrificios de víctimas humanas.
Ya no le creían amigo de un colega, sino crítico lui-même. Citaba a Shakespeare, y a Sardou, y a San Sardou, como un condenado. «¡Para él no había ídolos!». Gritaba como un energúmeno.
Los que conducían a Pablo le llevaron hasta Atenas y se volvieron con una orden para Timoteo y Silas de que fueran donde él lo antes posible. 16. Mientras Pablo les esperaba en Atenas, estaba interiormente indignado al ver la ciudad llena de ídolos. 17.
En cuanto a los gentiles que han abrazado la fe, ya les escribimos nosotros nuestra decisión: Abstenerse de lo sacrificado a los ídolos, de la sangre, de animal estrangulado y de la impureza.» 26.
Que hemos decidido el Espíritu Santo y nosotros no imponeros más cargas que éstas indispensables: 29. abstenerse de lo sacrificado a los ídolos, de la sangre, de los animales estrangulados y de la impureza.
Los pueblos armenios e iberos, los cuales recibieron la fe merced a la predicación de los apóstoles de Cristo, impulsados por Cosroes, emperador de los persas, hacia el culto de los ídolos, rechazaron orden tan impía y se entregaron con sus territorios a los romanos; esto rompió los pactos de alianza entre los romanos y los persas.
Con esta demostración se conoce igualmente que son más lisonjeros de los felices que protectores de los desdichados: luego no fue asolado entonces ya Ilion porque ellos le desampararon; ya que los demonios, que están siempre vigilantes para engañar, hicieron lo que pudieron; pues habiendo arruinado y quemado con el lugar todos los ídolos...
Sentadas a las puertas de los jacales, indias andrajosas, adornadas con amuletos y sartas de corales, vendían plátanos y cocos. Eran viejas de treinta años, arrugadas y caducas, con esa fealdad quimérica de los ídolos.