zeugma


También se encuentra en: Sinónimos.

zeugma

(Del gr. zeugma, enlace.)
s. m. RETÓRICA Figura de construcción que consiste en utilizar una sola palabra en períodos que tienen alguna conexión, teniendo que sobreentenderse esta palabra en los otros sintagmas u oraciones.
NOTA: También se escribe: zeuma
Sinónimos

zeugma

sustantivo femenino
(lit.) adjunción, ceugma.
Figura retórica.
Traducciones

zeugma

Zeugma

zeugma

zeugma

zeugma

zeŭgmo

zeugma

zeugma, zeugme

zeugma

zeugma

zeugma

zeugma

zeugma

zeugma

zeugma

zeugma

zeugma

zeugma

zeugma

zeugma
Ejemplos ?
Incapaz de navegar hacia Italia durante el invierno, Tito celebró unos esplendorosos juegos en Cesarea Marítima y Bérito, luego viajó a Zeugma del Éufrates, donde se presentó con una corona a Vologases II de Partia.
Macrino huyó hacia Italia, disfrazado de mensajero, pero fue más tarde interceptado cerca de Calcedonia y ejecutado en Capadocia. Su hijo Diadumeniano, enviado por su seguridad a la corte del Imperio Parto, fue capturado en Zeugma y también ejecutado.
Fue abierto al público el 9 de septiembre de 2011. Los mosaicos romanos del museo están centrados en la antigua ciudad de Zeugma y las localidades de alrededor.
Zeugma fue fundada por el general del ejército de Alejandro Magno, Seleuco Nicátor, en ambas orillas del río Éufrates. Por encontrarse en la Ruta de la Seda, fue una ciudad próspera, que llegó a alcanzar en su esplendor, entre 70000 y 80000 habitantes, por lo que se han encontrado importantes restos artísticos en la zona, como los mosaicos, que se mantuvieron relativamente desconocidos hasta alrededores del año 2000, cuando empezaron a aparecer piezas arqueológicas vandalizadas en museos y colecciones privadas y había planes para la construcción de una nueva presa en el río que provocaría que muchas áreas de Zeugma quedaran inundadas.
Archivo:ZeugmaMuseum14.jpg Perseo y Andrómeda de la Casa de Poseidón. Siglos II-III. Archivo:ZeugmaMuseum7.jpg Estatua de bronce de Marte. Zeugma, Mosaicos
Tras la muerte de Cómodo, el imperio entró en guerra civil entre los distintos pretendientes al trono, de los que el más fuerte fue Septimio Severo, quien eliminó a su rival oriental Pescenio Níger en 194 en Issos, tras esto al año siguiente los partos de Vologases V y el rey de Osroene, Abgae VIII, invadieron la Siria romana, cruzaron el Éufrates, tomaron Zeugma, Nisibis y Antioquía.
El conceptismo se funda en la agudeza, o refinamiento cortesano y aristocrático del ingenio; esta se expresa en forma concreta mediante conceptos, que Ramón Menéndez Pidal define así: Esta rapidez epigramática es puramente cortesana; en la Corte importa no perder ni hacer perder el tiempo: "Lo bueno, si breve, dos veces bueno" y "más valen quintaesencias que fárragos", en máximas extraídas de Gracián. La concisión, la elipsis y el zeugma son las piedras angulares de esta retórica.
Karl Vossler citaba al respecto un pensamiento del hispanista decimonónico Franz Grillparzer, quien observó que el recurso fundamental de esta estética era el zeugma: un vocablo de no denotada importancia en la primera parte y que denota un concepto accesorio, en la segunda es convertido repentinamente en sujeto u objeto sin llamar la atención sobre él repitiendo la palabra.
En los mosaicos helenísticos y romanos (por ejemplo en Océano y Tetis, de Zeugma, siglo III) se representa con frecuencia a este Titán con el torso y brazos de un hombre musculoso con barba larga y cuernos (a menudo con pinzas de cangrejo), y con la parte inferior del cuerpo de una serpiente (compárese con Tifón).
Sus recursos formales más usuales son la elipsis, el zeugma, la anfibología y polisemia, la antítesis, el equívoco, la paradoja o la paronomasia, siempre en búsqueda de un laconismo sentencioso, para lo cual se inspira en el trabajado y retórico estilo de la Edad de Plata de la literatura latina, especialmente en autores como Ovidio, Séneca, Tácito y Marcial.
Al igual que el culteranismo o gongorismo, el conceptismo, en la línea de toda la estética manierista y barroca, propone como valor estético la dificultad del lenguaje literario, que busca singularizarse y refinarse cortesanamente, frente a la llaneza de la lengua del Renacimiento, sentida como vulgarizante; así lo señala Gracián con las siguientes palabras: En su busca de distinción cortesana, el conceptismo dificulta la comprensión acumulando un máximo pensamiento en un mínimo de forma, para lo cual hace un gran y extenso uso de las figuras retóricas (elipsis y zeugma...
Inmediatamente después, hacia 100, destinado como tribuno laticlavio a la Legio IV Scythica con base en Zeugma en la provincia Syria.