zancarrón

zancarrón

1. s. m. Cualquier hueso grande y sin carne, en especial los de la pierna.
2. coloquial Hombre flaco, viejo, feo y desaseado. adán
3. coloquial Profesor poco versado en la materia que explica.

zancarrón

 
m. Cualquier hueso descarnado de la pierna.
fig.Hueso grande y descarnado, esp. de las extremidades.
Hombre flaco, viejo y desaseado.
El que enseña ciencias o artes de que entiende poco.
Traducciones

zancarrón

SM
1. [de la pierna] → leg bone
2. (anticuado) (= viejo) → old bag of bones
3. (anticuado) (= profesor) → poor teacher
Ejemplos ?
Una vez establecidos los árabes, tomaron el cenobio y, en el altar donde habría estado la Virgen, colocaron el " zancarrón de Mahoma ".
En la cocina andaluza, se incluye dentro del Cocido andaluz " Puchero i en la cocina catalana, se incluye dentro del Cocido catalán "Escudella i Carn d'Olla" como una de las piezas de carne. En el Norte de España se le suele llamar Zancarrón al hueso del jarrete descarnado con su tuétano.
En las crónicas de la época, se comenta que Rodríguez Suárez "era hombre honrado, principal y de mucho valor y calidad, y en tal reputación fue tenido por caballero." Por otro lado, el cronista fray Pedro de Aguado, manifiesta que la enemistad existente entre éste y el capitán Juan Maldonado, provenía entre otras circunstancias, de que éste, basado en supuesto abolengo familiar, llamaba a Rodríguez Suárez "perro moro, hijo de mora y zancarrón de Mahoma", dando a entender que no era "cristiano viejo" por ser converso, o tener ascendencia morisca.
Es un guiso de interior cuyos componentes esenciales son los garbanzos de Potes, las patatas y el repollo a los que se añade el compango procedente del matacíu del chon (chorizo, morcilla, tocino, hueso de jamón), además de carne de ternera (cecina, hueso de rodilla y zancarrón) y relleno de migas, huevo y carne.
A otras chicas se les dejaba un presente desagradable (un hueso llamado “zancarrón”) para hacerlas enfadar y desorientarlas, ya que nunca sabían quien se lo había dejado.
Posibilidad de practicar senderismo y disfrutar de la naturaleza. Manantial de La Peña, conocido por El Zancarrón de Mahoma. Plantaciones de chopos y cerezos.
-Tú eres -dije yo- el más mal hombre que ha habido en el mundo, y el que más almas ha traído acá. -Todo lo estoy pasando -dijo- mientras los malaventurados de africanos adoran el zancarrón o zancajo que aquí me falta.
Por evitar sacrilegios Y otros horribles delitos, Tuve que hacer vil remedo Del más grande de los ritos; Me hizo cantar una misa Al pie de frondosa higuera; Me hizo elevar por hostia Un trozo de calavera; Me hizo alzar como cáliz El zancarrón de una yegua; Me hizo beber por vino La sangre de una culebra.
Por supuesto que el virrey también le sacaba púa al trompo, y hacía política como cualquier presidentillo republicano a quien el Congreso manda leyes a granel, y él les va plantando un cúmplase tamañazo, y luego las tira bajo un mueble, sin hacer más caso de ellas que del zancarrón de Mahoma.
No debía de ser cristiano aquel que no cree en Dios, ni tener el santo Bautismo porque no es merecedor. Mira al moro siendo infiel, cuál entra con atención descalzo por su mezquita y adora a su zancarrón.
Estaba engordando la mentira a puros enredos, y vi a Judas, y a Mahoma y a Lutero recatar desta vecindad, el uno la bolsa y el otro el zancarrón.
Frente de aquella capilla de esmaltes y filigranas, que del Zancarrón el vulgo, y todo Córdoba llama, a una columna de jaspe al cabo apoya la espalda, y en hondas meditaciones sueña, delira, se extasía.