zambombazo

zambombazo

1. s. m. Explosión o estampido fuerte y muy ruidoso oí el zambombazo, pero no pensé que fuera una bomba. estallido
2. Porrazo, golpe fuerte. golpazo

zambombazo

 
m. Porrazo, golpazo.
Traducciones

zambombazo

SM
1. (= estallido) → bang, explosion
2. (= golpe) → blow, punch
Ejemplos ?
Debido al éxito obtenido en la década de 1990, el grupo fue invitado a participar en varias ocasiones en los programas musicales más importantes de la televisión mexicana y norteamericana: Siempre en domingo, conducido por Raúl Velasco; Pácatelas, por Paco Stanley; Furia musical, por Verónica Castro; Al ritmo de la noche, por Jorge Ortiz de Pinedo; Zambombazo dominical, con Enrique "El Perro" Bermúdez; Hoy, por Andrea Legarreta; Don Francisco y El Gordo y la Flaca, entre otros.
Busqué en un diccionario y estaba allí, de origen onomatopéyico y connotación trágica: zambombazo. Tal vez nunca la haya usado en mi vida.
La agencia alemana de noticias DPA informa que el ministro alemán de Transporte y Urbanismo, Wolfgang Tiefensee, declaró “que los países de la Unión Europea se pusieron de acuerdo en una estrategia común.” -------------------------------------------------------------------------------- Reflexiones del Comandante en Jefe BUSH LO ESPERA TODO DE UN ZAMBOMBAZO Era la palabra que me venía a la mente.
Y, total, que estoy ya tan requetelíao, que pa medio dir tirando tan siquiera del argaijo necesitaba yo cien chuscos por lo menos, y como eso es como si se necesitara una mina en el Perú, pos velay tú, aún estoy pensando en qué sitio me debo meter el zambombazo pa acabar de una vez de pasar fatiga.
De igual modo se le acusó de planear un ataque con bomba bajo la tribuna de autoridades en la que deberían estar la familia Real, Felipe González y Narcís Serra el día de las fuerzas Armadas en La Coruña en la denominada "Operación Zambombazo" que fue desactivada por el CESID el 2 de junio de 1985.
Blaszczykowski se metió en el bolsillo a 40 millones de polacos con su celestial zambombazo que evitó la humillación de caer en casa ante Rusia y, de paso, alimentó seriamente las esperanzas del combinado dirigido por Franciszek Smuda de asaltar los cuartos de final de una gran competición después de tantos años de fracasos y frustraciones.