yerba


También se encuentra en: Sinónimos.

yerba

(Del lat. herba.)
1. s. f. BOTÁNICA Hierba [en todas sus acepciones].
2. R. de la Plata INDUSTRIA Producto industrializado, elaborado a partir del mate, que se consume en infusión.
3. yerba mate Amér. Merid. BOTÁNICA Planta arbórea de hojas lampiñas, oblongas y aserradas en el borde, fruto en drupa y flores axilares blancas, con cuyas hojas se prepara una infusión. mate

yerba

 
f. bot. Hierba.
yerba mate Hierba mate.

yerba

('ʝeɾβa)
sustantivo femenino
1. botánica planta de tallo corto, fino y que muere al dar la semilla un tipo de yerba africana
2. conjunto de estas plantas que crece en terrenos naturales o que se planta en jardines tenderse sobre la yerba
3. droga que se obtiene de las hojas y flores del cáñamo indio fumar yerba
Sinónimos
Traducciones

yerba

grass

yerba

herbe

yerba

erba

yerba

SF
1. = hierba
2. yerba (de) matematé
3. (= marihuana) → grass

yerba

f. herb, plant used as a condiment and classified as medicinal.

yerba

See hierba.
Ejemplos ?
Estaba en una plaza donde crecía la yerba: En el ámbito desierto resonaba el martillo del herrador y el canto de una mujeruca que remendaba su refajo.
Sanan algunos siendo socorridos, luego al punto, sajando la mordedura y poniéndole encima tabaco majado y dando/ a beber al paciente el zumo de la misma yerba.
Para diversas enfermedades usan más que de otra medicina, del tabaco y de otra yerba llamada el payco, cuyo zumo beben para las lombrices.
XXXI.- Nunca te avergüence haber creído en la dignidad de alguien desprovisto de ella, pues el perverso y el irredento absolutos sólo existen en patología. XXXII.- Que tu vida que no pase como yerba parásita que nunca da frutos y vive de los demás.
Le respondí que mi remedio consistía en cierta yerba, pero que era preciso añadir ciertas palabras mágicas; que pronunciando las palabras y tomando el remedio al mismo tiempo se recobraba enteramente la salud; pero que por el contrario las yerbas sin las palabras no tenían ningún efecto.
Segunda: que restablecido el comercio, dejará de cobrarse el peso de plata qne anteriormente se exigía en esa ciudad, aunque á beneficio de otras, por cada tercio de yerba con nombre de sisa y arbitrio, respecto á que hallándose esta Provincia, como fronteriza á los portugueses, en urgente necesidad de mantener alguna tropa por las circunstancias del día, y también de cubrir los presidios de las costas del río contra la invasión de los infieles, aboliendo la insoportable pensión de hacer los vecinos á su costa este servicio, es indispensable, á falta de otros recursos, cargar al ramo de la yerba aquel ú otro impuesto semejante.
Un galgo viejo que dormitaba en el umbral gruñó al vernos llegar y permaneció echado. El zaguán era oscuro, lleno de ese olor que esparce la yerba en el pesebre y el vaho del ganado.
Recuerdo haber leído que un inquisidor de Cartagena de Indias que anteriormente había servido en el Río de la Plata, falleció a mitad del siglo XVII, según diagnóstico médico, por sorber con demasiada frecuencia yerba del Paraguay.
Recuerdo ahora de pasada haber leído que un inquisidor de Cartagena de Indias que anteriormente había servido en el Río de la Plata y cuyo nombre no retengo, falleció a mitad del siglo XVIII, según diagnóstico médico, por sorber con demasiada frecuencia yerba del Paraguay.
4º) Que para fomentar la mayor población, que se exima de todo derecho parroquial al permiso de matrimonio y que se establezca un premio o recompensa asignado por el estado a los padres de familia que procreen un cierto número de hijos y otro equivalente a los que promoviesen el cultivo del lino, cáñamo, añil, caña dulce, algodón, tabaco, yerba de Paraguay, o cosechase un cierto número de fanegas de trigo, maíz, arroz, garbanzos o criase mayor número de hacienda.
El espeso follage Y la fresca estension de su ramage Entoldando la yerba en el estío, Y en el invierno crudo Guardando el valle contra el cierzo frio Penetrante y agudo, A la paz y al reposo convidaban; (174) Y asi á su rica amenidad venian Y en su centro anidaban Mil avecillas que hasta alli llegaban Y contentas en él se guarecian.
No osaba mas que mirarle Temeroso, y sin aliento Para asirle ni dejarle, Dejaba al potro arrastrarle Sin resolucion ni intento. Y asi á la par remolcados Y al azar encadenados, Dieron al par en la yerba Por el caballo ayudados Lio, cazador y cierva.