yedra


Búsquedas relacionadas con yedra: hiedra venenosa

yedra

(Del lat. hedera.)
s. f. BOTÁNICA Hiedra, planta trepadora araliácea.

yedra

 
f. bot. Hiedra.
Traducciones

yedra

ivy

yedra

lierre

yedra

常春藤

yedra

SFivy
Ejemplos ?
e damosles por fuero que no aya en Ffandaluz defesa ni mas de III sernas connombradas. la una es el Sotiel de la yedra. la segunda la de Balbuena.
Ya sabe él a lo que vengo y lo que yo convine con otro aún más viejo que yo: coger tirsos y vestir pieles de cabrito y coronar la cabeza con tallos de yedra.
La desolación y la ruina envolvían el lugar como una mortaja; y en los aleros sin pájaros, y en los muros desnudos de yedra, veía Blake un toque siniestro imposible de definir.
¡Oh Tebas, nodriza de Sémele, corónate de yedra!, ¡brota, brota en verde tejo de buen fruto, y danza con ramos de encina o de abeto, cubierta de moteadas pieles de cabrito, y corona las trenzas de cabellos blancos con rizos!
Náutica industria investigó tal piedra, que, cual abraza yedra 380 escollo, el metal ella fulminante de que Marte se viste y, lisonjera, solicita el que más brilla diamante en la nocturna capa de la esfera, estrella a nuestro Polo más vecina; 385 y, con virtud no poca, distante le revoca, elevada la inclina ya de la Aurora bella al rosado balcón, ya a la que sella, 390 cerúlea tumba fría, las cenizas del día.
Sobre ella construiré para ti un palacio que revista por fuera el aspecto de renegrido castillo feudal, con sus fosos, sus puentes levadizos y sus elevados torreones envueltos en verdeoscura yedra y grisosos musgos y que en el interior guarde los tesoros de arte que poseo y que animarás tú con tu presencia.
Cuando va sobre el mar, blanca sirena; náyade azul, cuando atraviesa el río; ondina en la serena fuente, y en el sombrío bosque, que el mirto con la yedra aduna, ninfa dormida al rayo de la luna.
Entonces pensaba en la iglesia de Kjöge, con sus paredes rojas, revestidas de yedra, pero no la echaba de menos; quería que lo enterrasen allí, detrás de las montañas.
No poco gustaba ella de sentarse en algún poyo rústico o de pararse a meditar al pie de corpulento roble, cuyo añoso tronco estaba revestido de trepadera yedra y de madreselva olorosa.
Cerca del Tajo en soledad amena de verdes sauces hay una espesura, toda de yedra revestida y llena, que por el tronco va hasta la altura, y así la teje arriba y encadena, que el sol no halla paso a la verdura; el agua baña el prado con sonido alegrando la vista y el oído.
Mas, otra cosa extraña: el adivino Tiresias veo con pintadas pieles de corzo y al padre de mi madre, ¡gran ridículo!, danzando y con el tirso: ¡os saludo, cuando veo vuestra vejez sin cabeza ninguna! ¿No te sacudirás la yedra, no soltará su mano el tirso, padre de mi madre?
escondida trasladóla a sus brazos inhumano, cual suele yedra, a los del olmo asida, trepar lasciva a la pomposa copa, vistiendo el tronco de su verde ropa, de tiernos lazos y corimbos llena.