yámbico

yámbico, a

adj./ s. POESÍA Del yambo o pie poético.

yámbico, -ca

 
adj. Relativo al yambo.
Traducciones

yámbico

iambic

yámbico

ADJiambic
Ejemplos ?
Los primeros en usarlo son Arquíloco y los otros yambógrafos, seguidos de los poetas de la lírica monódica. Era el verso hablado de la tragedia en su fase más antigua, antes de ser por el trímetro yámbico, más emotivo y menos racional.
Desde el punto de vista formal, el periodo tiene sus preferencias en cuanto a rimas. De todas las estructuras posibles, el pentámetro yámbico y la copla fueron las más populares.
Según explica John Dryden, en su prefacio de la obra The Conquest of Granada, la rima en pentámetro yámbico tiene la dignidad apropiada para un tema elevado, permitiendo al mismo tiempo un enunciado completo y coherente.
Es posible la división del verso entre varios actores, pero, mientras que en los trágicos más antiguos y en Aristófanes tal división tiene lugar en concomitancia con la diéresis central, en Eurípides y luego aún más en Menandro, el verso se divide sin tener en cuenta las pausas métricas, buscando obtener así un efecto de mayor inmediatez. El zeugma de Porson (véase trímetro yámbico) se respeta rigurosmente en Arquíloco y en la tragedia.
La solución de Dryden fue la de combinar el ritmo del pentámetro yámbico con un mínimo de encabalgamiento y aplicarlo formando un dístico cerrado (closed couplets) consiguiendo así unos pareados que tienen sentido por sí solos, sin necesidad de los siguientes.
Además se conoce a Chaucer por algunas innovaciones métricas, como el inventor de la rima real, y es también, uno de los primero poetas ingleses en escribir versos de cinco acentos, pariente decasilábico del pentámetro yámbico; contando solo algunos breves trabajos anteriores a él usando tales recursos.
La moda del clasicismo no llevó a los poetas a intentar adaptar la poesía latina y sus ritmos, aunque el pentámetro yámbico conservó casi el monopolio.
Hiponacte creó también un tetrámetro escazonte según el modelo del trímetro yámbico, sustituyendo al troqueo por un espondeo en el último pie.
En la comedia antigua, se le dedicaba una parte de la parábasis, y se lo empleaba como verso del diálogo, junto con el trímetro yámbico.
Rubén cultivará los ritmos tradicionales (yámbico y trocaico como binarios, y dactílico, anfibráquico y anapéstico como ternarios), también forjará sus propios ritmos cuaternarios e innovará juntando en un mismo verso ritmos binarios y ternarios.
Calino de Éfeso y Arquíloco de Paros crearon el género elegíaco, para cantar a los difuntos. Arquíloco fue el primero en utilizar el verso yámbico (construido con «pies» de una sílaba corta y otra larga).
Sus orígenes están asociados a las fiestas de la diosa Démeter y especialmente a las fiestas del dios Dioniso, aunque pronto vemos a este tipo de poesía incorporada a un ámbito colectivo más privado, el del simposio o banquete, al que estará después ligada su existencia, muy difuminada posteriormente cuando entraron muchos más distintos géneros y metros derivados de los polimétricos espectáculos teatrales, para resurgir más tarde con el epigrama del Helenismo, aunque el metro yámbico ya se empleaba en otros cometidos.