Ejemplos ?
Yo quiero que tú te avistes con él, para hacerle entender que son otros los tiempos: Aconséjale que vuelva a su iglesia y que entregue los prisioneros.
¿De qué sirve una gran experiencia y una enorme creatividad sin la voluntad que las vuelva acción y producto concreto para el beneficio de todos?
Cuando una decisión de expulsión ya ejecutada sea ulteriormente revocada, la persona interesada tendrá derecho a reclamar indemnización conforme a la ley, y no se hará valer la decisión anterior para impedir a esa persona que vuelva a ingresar en el Estado de que se trate.
cuando esta noche inmensa termine... y todo se vuelva claridad... y haya una nueva vida ...donde palpite el corazón del hombre libre...y pueda ser amor...
Donde sobre la arena ve estampada la fresca huella, el caminar dirige, sin que consienta Amor que pare a nada hasta que llega a aquel cubil que os dije; donde a nosotros la mortal llegada del Orco con gran miedo nos aflige; creyendo a cada ruido, de consuno, que vuelva hambriento a devorar a alguno.
Regresado a tu primera vida, ve qué tanto puedes hacer para atravesar todas tus existencias en pos de la perfección que te vuelva digno del Bosque de los Moradores Bendecidos por la Eternidad.
Entonces vi uno que se encontraba ubicado en un escritorio de color ocre y fascinado comencé a leer su título… Historias de la brujita Brujilda y los bravucones libreros Eran crónicas de brujerías en broma, escritas en acertijos por una brujita escritora. En mi libreta escribí algunos que me parecieron muy chistosos: -Que la bronca cobra se vuelva una liebre súper libre.
3 Plañid, oh las Venus y los Deseos, y cuanto hay de personas más seductoras: el pajarito muerto se ha, de mi chica, el pajarito, delicias de mi chica, al que más ella que a los ojos suyos amaba, pues meloso era y a la suya conocía misma tan bien como la chica a su madre y no él del regazo de ella se movía sino alrededor saltando, ora acá, ora allá, a su sola dueña sin cesar pipiaba: el que ahora camina por un camino tenebregoso allá, de donde niegan que vuelva nadie.
Con sus adúlteros viva y valga, a los que de una vez abrazada tiene a trescientos, a ninguno amando de verdad, pero una y otra vez de todos los ijares rompiendo, y no al mío se vuelva, como antes, a mi amor, el que por culpa de ella cayó como de un prado la última flor, después de que, de largo pasando, tocada por el arado ha sido.
Ocúltense en lo profundo de alguna cueva de las montañas próximas y no salgan para nada, hasta que el rumor huracanado de los vientos vuelva a ser tan suave, tan musical, como el que ahora escuchan.
Se les hará un bonito recibimiento. Tres criados, el capellán, cuando vuelva, y yo; total, cinco hombres; armas cargadas de sobra...
A mí se me llevó Dios a cuatro rapaces, y para esos menos tengo que trabajar. Anda, que moza eres, y cuando vuelva tu mozo de servir al rey y casedes, verás...