volverse

volverse

(bol'βeɾse)
verbo pronominal
1. ir al lugar desde donde se viene Se volvió a casa de sus padres porque no le renovaron el contrato de alquiler.
retirar algo dicho o no continuar un proyecto por temor El interesado se volvió atrás con la compra de la casa.
2. girar el cuerpo o parte de él en señal de atención Se volvió cuando sintió que lo llamaban.
3. ponerse en contra de una persona o cosa Sus aliados se volvieron en su contra.
4. cambiar de estado o aspecto Se volvió un engreído cuando lo ascendieron de puesto.
Traducciones

volverse

get, turn, become, to become, turn around, work, go, grow

volverse

dostat, stát se

volverse

blive

volverse

erhalten, werden

volverse

saada, tulla joksikin

volverse

devenir, obtenir

volverse

postati

volverse

・・・になる, 得る

volverse

...이 되다, 되다

volverse

worden

volverse

bli,

volverse

ir, tornar-se

volverse

bli, få

volverse

กลายเป็น

volverse

almak, olmak

volverse

trở nên

volverse

变得, 成为
Ejemplos ?
Sufrirás muchas penalidades y cuando hayas recobrado tu forma humana irás al Reino de los Espíritus Retorcidos, aquellos que en cada vida parecen volverse peores; no se controlan y van en retroceso.
El cuál volvió donde ha mucho tiempo y halló que nuestros abuelos estaban ya poblados y asentados en esta tierra, y casados con las mujeres de esta tierra y tenían mucha multiplicación de hijos, por manera que no quisieron volverse con él ni menos lo quisieron recibir por señor de la tierra y él se volvió, y dejó dicho que tornaría o enviaría con tal poder que los pudiese constreñir y atraer a su servicio.
Si siempre se está partiendo de cero, apenas llegado al seis sin continuidad coherente, tendrá que volverse a recomenzar en un eterno círculo de engaños y apariencias que más que ascenso y avance, precipita a violentos retrocesos.
El producto naturista Jubizehig (Juguito de Biznaga e Higo), fue distribuido en todos los pueblos y ciudades del planeta con el propósito de exterminar a la humanidad y volverse los dueños de todo el globo terráqueo.
Todas las asignaturas se valen del lenguaje para manejar sus contenidos, por tanto, la clase de español ha de volverse lo que siempre ha sido, instrumental de investigación, de expresión, de información, de comprensión, de relación y más.
Pero tratándose de Estados Unidos de América que lamentablemente no lo tiene (a pesar de que podía ostentar el admirable de Florida que, según creo, fue el primitivo de toda su costa atlántica) el caso puede volverse innecesariamente enojoso.
Vulgarmente, pero, así hablamos, y decimos que tenemos una gran alegría del consulado tal, o de las bodas suyas, o del parto de la mujer, las cuales merecen tan poco el nombre de alegría, que muchas veces son principios de tristezas futuras; la alegría, pero, siempre comporta no dejar nunca más, n volverse en contra.
-Con mucho gusto, dijo Alcibíades, pero ¿quién es este tercer bebedor? Y al volverse y ver a Sócrates se levantó bruscamente, exclamando: -¡Por Hércules!, ¿qué es esto?
La mujer se fue a la tienda del rico panadero, pero el hombre era perito en materia de monedas buenas y falsas. No me quiso, y hube de sufrir que me arrojaran a la cara de la vieja, la cual tuvo que volverse sin pan.
Fue una suerte que no tardase más, pues la cuba había gastado casi todo el pico de la dueña, a fuerza de pregonar todo lo que encerraba en su interior, echada siempre de un lado; y se disponía justamente a volverse para empezar a contar por el lado opuesto, cuando entró el duende y le quitó el pico; pero en adelante toda la tienda, desde el cajón del dinero hasta la leña de abajo, formaron sus opiniones calcándolas sobre las de la cuba; todos la ponían tan alta y le otorgaban tal confianza, que cuando el tendero leía en el periódico de la tarde las noticias de arte y teatrales, ellos creían firmemente que procedían de la cuba.
¡Qué manera de razonar tienen todas estas criaturas! ¡Hay para volverse loco! Al lacayo le pareció ésta una buena oportunidad para repetir su observación, con variaciones: - Estaré sentado aquí - dijo- dias y días.
Los ancianos se hicieron maduros, los maduros se convirtieron en jóvenes, los jóvenes se volvieron niños y los niños se hicieron nenes que se empequeñecían hasta volverse otra vez fetos y terminar desapareciendo evaporados.