viviente


También se encuentra en: Sinónimos.

viviente

adj./ s. m. y f. Que vive hay quien asegura que existen seres vivientes en otros planetas.

viviente

(bi'βjente)
abreviación
1. persona, animal o vegetal que tiene vida espécimen viviente
2. representación que tiene lugar con personas y no con figuras un belén viviente
Sinónimos

viviente

adjetivo y sustantivo
Traducciones

viviente

vivant

viviente

alive, lively, living

viviente

жизни

viviente

vida

viviente

المعيشة

viviente

życia

viviente

διαβίωσης

viviente

живот

viviente

生活

viviente

生活

viviente

levende

viviente

生活

viviente

생활

viviente

levande

viviente

ADJliving
los vivientesthe living
Ejemplos ?
A semejante vista huyó espantada del vil apóstol la precita gente, y del infierno le dejó a la entrada del odio universal blanco viviente.
Yo soy todo flores, luz, fe, poesía: mis versos exhalan a sándalo olor: mis cántigas tienen viviente armonía, y tienen mis versos a besos sabor.
Cuando yo cumpla medio siglo, y sea ya otro hombre, enfermo, viejo y acostumbrado a la idea de la esclavitud, nos casaremos sin que nadie se entere, y nos iremos fuera de Madrid, al campo, donde no haya público, donde nadie pueda burlarse del antiguo Capitán Veneno... Pero, entretanto, acepte usted, con la mayor reserva, sin que lo sepa alma viviente, la mitad de mis recursos...
Todavía rectifico: se acabaría la vida; porque las ponzoñosas emanaciones del cianógeno, cuyo espectro habían revelado los telescopios en la cauda, no dejarían a un ser viviente en la superficie del globo terráqueo.
El animal, entretanto, después de haber corrido unas veinte cuadras en distintas direcciones azorando con su presencia a todo viviente, se metió por la tranquera de una quinta donde halló su perdición.
Dijo que quemaba y sorbía, y que era una nube de color como la fosforescencia que ahora sale del pozo, y que nadie puede saber lo que es. Nahum creía que se alimentaba de todo lo viviente y afirmó que lo había visto la pasada semana.
¡Bástele a usted saber que las gentes disipadas y poco asustadizas con quienes se reúne en el Casino y en los cafés, le han puesto por mote el Capitán Veneno, al ver que siempre está hecho un basilisco y dispuesto a romperse la crisma con todo bicho viviente por un quítame allá esas pajas!, Urgeme, sin embargo, advertir a usted, para su tranquilidad personal y la de su familia, que es casto y hombre de honor y vergenza, no sólo incapaz de ofender el pudor de ninguna señora, sino excesivamente huraño y esquivo con el bello sexo.
Señores: conviene que Monarquía y República dejen de ser dos convenciones sin tránsito fácil y vivo de la una a la otra; que no sea el declararse monárquico o republicano algo que, como el nacimiento o la muerte, no se puede hacer más que una sola vez en la vida. Nada viviente manifiesta estas rigideces; son propias sólo de los esquemas.
Me atrevo a pensar que también estaremos de acuerdo en que era acertado que la Conferencia se celebrase en Sudáfrica, país que ha conocido la forma más descarada de racismo institucionalizado, pero ha sabido superarlo y convertirse en una prueba viviente de que el racismo puede ser derrotado con el esfuerzo colectivo de la comunidad internacional.
De su engendradora boca celestial emanación, de su lenguaje viviente hálito generador, todo esto dijo la sabia palabra de bendición que de la alma Valentina el espíritu exhaló.
Desde el concepto de la primera energía creadora: Huehueteotl (La vieja energía creadora: el fuego abuelo; hoy serían electrones), hasta Huitzilopochtli (La energía incesante que guía hacia el sur de la plenitud: colibrí incansable, la voluntad, que nos dice adelante) un mundo simbólico constituye la interpretación de todo lo viviente en la Tierra y en el Universo.
Yacía, tibio aun, el cadáver en el dormitorio, del que cuidaban, en una habitación vecina, dos mujeres abrumadas de sueño y de cansancio, cuando se les apareció un franciscano, con capucha calada y brazos cruzados sobre el pecho, quien las dijo:—" Hermanitas, ya queda amortajado el difunto". Y dicho esto, desapareció, dejando patidifusas á las guardianas que no habían visto entrar alma viviente en el cuarto mortuorio.