vitalicio


También se encuentra en: Sinónimos.

vitalicio, a

1. adj. Que dura desde que se obtiene hasta el final de la vida el presidente de la sociedad tiene el cargo vitalicio; le han asignado un pensión vitalicia por su incapacidad física. indefinido
2. s. m. DERECHO Póliza de seguro de vida.
3. ECONOMÍA Renta que se concede a una persona y que dura hasta el final de la vida del perceptor. pensión

vitalicio, -cia

 
adj. Que dura desde que se obtiene hasta el fin de la vida.
Que disfruta de un cargo vitalicio.
m. Póliza de seguro sobre la vida.

vitalicio, -cia

(bita'liθjo, -θja)
abreviación
1. que dura para toda la vida Ser padre es una responsabilidad vitalicia.
2. persona que disfruta de un cargo que dura para toda la vida un embajador vitalicio

vitalicio


sustantivo masculino
1. póliza de seguro sobre la vida Paga un vitalicio porque su profesión tiene muchos riesgos.
2. pensión que una persona cobra de por vida Recibe un vitalicio por discapacidad.
Sinónimos

vitalicio

, vitalicia
adjetivo

vitalicio:

perpetuopermanente,
Traducciones

vitalicio

lifelong

vitalicio

vitalizio

vitalicio

生活

vitalicio

A. ADJlife antes de s, for life
cargo vitaliciopost held for life
pensión vitalicialife pension
B. SMlife annuity

vitalicio-a

a. for life.
Ejemplos ?
Causas económicas, políticas, sociales, ideológicas, desfilan por su pensamiento ante de anticiparnos que la Americana española se dividiría en quince o más Repúblicas Independientes; que México será una República representada por un Presidente vitalicio, si desempeña sus funciones con acierto y justicia o que traerá en caso contrario la Monarquía apoyada por el partido militar o aristocrático.
Dadme un punto fijo, decía un antiguo; y moveré el mundo. Para Bolivia, este punto es el Presidente vitalicio. En él estriba todo nuestro orden, sin tener por esto acción.
Por esto, aunque un príncipe soberano es un niño mimando, enclaustrado en su palacio, educado por la adulación y conducido por todas las pasiones, este príncipe que me atrevería a llamar la ironía del hombre, manda al género humano, porque conserva el orden de las cosas y la subordinación entre los ciudadanos, con un poder firme, y una acción constante. Considerad, Legisladores, que estas grandes ventajas se reúnen en el Presidente vitalicio y Vice-Presidente hereditario.
De ello deriva que la continuidad misma del funcionario en su puesto de trabajo alcanzado por concurso se ha de hacer depender de la evaluación positiva de su desempeño, pues hoy resulta ya socialmente inaceptable que se consoliden con carácter vitalicio derechos y posiciones profesionales por aquellos que, eventualmente, no atiendan satisfactoriamente a sus responsabilidades.
Artículo 14.- La investidura de Senador Vitalicio alcanza al ciudadano que ejerce la Presidencia de la República a la fecha de sanción de esta Constitución, sin que beneficie a ninguno anterior.
Nosotras vendemos nuestra mercancía a todo el mundo; ellas la suministran a un contratista vitalicio, aunque sea tan repugnante siempre como nos lo parezca breve rato alguno de nuestros clientes.
Fue el célebre machaleño CARLOS CHALEN el que liquidó la vida del venezolano, que agredió por largos años y sin tregua al Ecuador, en su afán de perpetuarse como Dictador Vitalicio.
Problemas de salud insuperables y el implacable paso de los años, me imponen el deber de hacer dejación de mi cargo de Senador vitalicio instituido en nuestra Constitución, aprobada por la gran mayoría del pueblo chileno en 1980.
Nombrado Petión Presidente vitalicio con facultades para elegir el sucesor, ni la muerte de este grande hombre, ni la sucesión del nuevo Presidente, han causado el menor peligro en el Estado: todo ha marchado bajo el digno Boyer, en la calma de un reino legítimo.
Su gobierno podrá imitar al inglés: con la diferencia de que en lugar de un rey, habrá un poder ejecutivo electivo, cuando más vitalicio, y jamás hereditario, si se quiere república; una cámara o senado legislativo hereditario, que en las tempestades políticas se interponga entre las olas populares y los rayos del gobierno, y un cuerpo legislativo, de libre elección, sin otras restricciones que las de la cámara baja de Inglaterra.
Su permanente, vitalicio, y dominante interés, como el de todos nosotros, era su sustento, y eso dependía, no del aplauso de la gente, sino del favor y patrocinio del capital, y no podía permitirse ponerlo en peligro persiguiendo burbujas de popularidad.
Las varias especies de censo (exceptuado el vitalicio) se han reducido a una sola, y se sujetan por consiguiente a reglas idénticas, entre las cuales sólo merecen notarse las que lo hacen divisible junto con el inmueble que afectan, y la que constituido sobre inmuebles cuyo valor excede considerablemente al de los capitales impuestos, permite reducirlo a una parte indeterminada, exonerando de toda responsabilidad lo restante.