visitante


También se encuentra en: Sinónimos.

visitante

1. adj./ s. m. y f. Que visita.
2. DEPORTES Se aplica al equipo deportivo que juega fuera de su campo los visitantes jugaron mejor.

visitante

 
adj.-s. Que visita.

visitante

(bisi'tante)
abreviación
1. persona que visita a una persona o lugar Los niños de la escuela visitante conocieron el museo.
2. deporte equipo que juega en el campo del contrario jugador visitante

visitante


sustantivo
1. persona que visita a una persona o lugar El hotel se prepara para recibir a sus visitantes de temporada invernal.
2. deporte equipo que juega en el campo del contrario Los visitantes vencieron al equipo local.
Sinónimos

visitante

sustantivo
invitado, visita, turista (de turismo).
Traducciones

visitante

visiteur

visitante

زَائِر

visitante

návštěvník

visitante

besøgende

visitante

Besucher

visitante

vieras

visitante

posjetitelj

visitante

訪問者

visitante

방문객

visitante

bezoeker

visitante

besøkende

visitante

gość

visitante

visitante

visitante

besökare

visitante

ผู้เยี่ยม

visitante

ziyaretçi

visitante

khách đến thăm

visitante

访问者, 访客

visitante

посетител

visitante

訪客

visitante

המבקר

visitante

A. ADJvisiting
B. SMFvisitor

visitante

mf visitor
Ejemplos ?
vive en el pozo...", fue todo lo que su padre dijo. Luego el visitante recordó súbitamente a la esposa loca y cambió de tema. "¿Nabby?
Haciendo sentar a su visitante en muelles cojines, le agasajaba, le acariciaba y le decía: -Honras mi casa. Que Alá te cubra de prosperidad a ti y a tu noble familia.
El visitante se puso de pie, aderezó la capa sobre su espalda, y con los ojos dilatados, acercando el rostro al pálido semblante del comerciante, dijo: -Invítala a tu mujer que venga a tu tienda mañana a la noche ...
En las madrugadas está incansable la voz de la campana, esprimida en todos los corazones católicos como jugo de fruta madurada en el silencio y en la paz de las alboradas; en las tardes la luz de la alegría, reflejándose en los semblantes; en las noches, la actitud bondadosa para el hospedaje al visitante, y al amanecer de cada día, desfila una colmena humana que solamente enseña ejemplos, con labios frescos de afecto y corazones piadosos, acercándose a su Templo para la comunión con Dios.
Poseído por una especie de obsesión a la vista de los genitales de su amigo, descubrió el visitante los suyos y echó mano al miembro del otro; pero al ver que éste le miraba con disgusto y asombro se turbó extraordinariamente y retiró su mano.
Higinio habló sobre esto con uno de sus compadres, pero añadiendo: -Me es imposible obedecer al médico, porque para mi viaje y curación en Quilca necesito siquiera quinientos duros, y mientras escribo a Lima para que me los mande el virrey de los que me tiene y mientras llega el comisionado con la respuesta, correrán un par de meses, y cuando el dinero venga ya estaré muy tranquilo en el hoyo. -¡Ah, no compadre, que por plata no quede! -le contestó el visitante-. Hoy mismo tendrá usted esos reales.
-Afortunadamente... -exclamó para sí el visitante, subiendo la escalera -yo me sé de memoria la casa, aunque no me llame Pedro...
Ammi y su esposa habían acompañado a los tres profesores de la Universidad de Miskatonic que se presentaron a la mañana siguiente para ver al fantástico visitante que procedía del desconocido espacio estelar, y habían preguntado cómo era que Nahum había dicho, el día antes, que era muy grande.
Efectivamente, una larga exposición a la luz la habría devuelto a los abismos de donde el desconocido visitante la había hecho salir.
Pero esta aparente dificultad, actúa como aislante; del ruido contaminante, del gentío asfixiante. Otorgando al visitante, un escape esquicito; a un mundo escondido, en la quietud del camino.
Inútilmente, puso oídos al interior, aguardando a su llamamiento respuesta. Nadie vino a correr la mirilla; mano alguna alzó el picaporte para abrir paso al visitante.
Se demostró que la densidad del núcleo del cometa era mucho menor que la de nuestro gas más raro; el inofensivo pasaje de un visitante similar entre los satélites de Júpiter era argüido como un ejemplo convincente, capaz de calmar los temores.