virginidad


También se encuentra en: Sinónimos.

virginidad

1. s. f. Estado de la persona que no ha consumado la unión sexual. castidad
2. Cualidad de puro o no contaminado. impureza

virginidad

 
f. Estado de la persona que no ha tenido relaciones sexuales.
fig.Pureza, candor.

virginidad

(biɾxini'ðað)
sustantivo femenino
estado de quien nunca ha mantenido relaciones sexuales Guardó su virginidad hasta su casamiento
Sinónimos

virginidad

Traducciones

virginidad

virginity

virginidad

fleur, virginité

virginidad

virgindade

virginidad

البكارة

virginidad

dziewictwo

virginidad

处女

virginidad

處女

virginidad

処女

virginidad

SFvirginity

virginidad

f. virginity.

virginidad

f virginity
Ejemplos ?
La ley natural y la cristiana enseñan y persuaden a no exponer a los últimos rigores de la guerra templos, edades, mujeres indefensas, personas dedicadas a Dios, y finalmente, todo lo que comprende el pueblo católico, a las más funestas y trágicas miserias que trae consigo el furor de una licencia militar que no respeta iglesias ni considera la pueril edad, ni deja intacto el sagrado de la virginidad y del todo extermina y profana lo más reservado y religioso.
Pareciera que la esquizofrenia de los mestizos poderosos que la detentan, decretara dedalmente la destrucción de sus conflictos bastardos de antigualla avergonzada, para sentirse libre de creídos pasados afrentosos y como nuevos de inmaculada virginidad, reconstruír aristocracias fallidas y culeras con carteles de progreso, a pesar de seculares tradiciones cósmicas.
En aquel lance a ti entonces, bellísima Laodamía, 105 arrebatado te fue, que tu vida más dulce y tu aliento, tu matrimonio: en tan gran torbellino a ti absorbiéndote del amor el fervor, que en un abrupto báratro te había hundido, cual cuentan los griegos que Feneo el cileneo casi secaba, ordeñada la laguna, el fértil suelo, 110 ése que en otra época, heridas del monte las medulas, oyó decir él que él lo había cavado, el de falso padre, el Anfitrioníada, en el tiempo en el que con certera saeta los estinfalios monstruos alcanzó por el mandato de un peor amo, de modo que más divinos del cielo hollaran la puerta, 115 y Hebe no de más larga virginidad fuera.
Más tarde, al desaparecer el régimen esclavista, al discurrir sobre el concepto de libertad se referían a la libertad de los señores de disponer de la mayor parte de las cosechas de los siervos de la gleba, e incluso disponer de la virginidad de sus hijas.
La virginidad milenaria de sus bosques han sido desfloradas por la mano callosa del labriego de estas tierras y trocados en campos de cultivos abundantes, que están celebrando el triunfo del músculo de los hijos de este pueblo.
Cuadros de verdadero patetismo se hincaban en medio de las malezas del trópico, con la caída de mujeres grávidas; con el rodar de cuerpos hacia la arcanidad del abismo y en las corrientes estrepitosas de ríos que se llevaban sobre el vértigo de una carcajada turbia, al hijo idolatrado, al padre cariñoso y a la madre sacrificada. La desesperación de los niños y de los ancianos salía en gritos, hiriendo la virginidad del silencio de las montañas.
La virginidad no toda tuya es, en parte de tus padres es: la tercia parte de tu padre es, parte fue dada, tercia, por tu madre: tercia sola tuya es: no quieras luchar contra los dos que al yerno suyo sus derechos al mismo tiempo que la dote dieron.
Y, siendo esto ansí, como lo es, no sería razón que, a trueco de oír dos, o tres, o cuatro cantares, nos pusiésemos a perder tanta virginidad como aquí se encierra; porque hasta esta negra, que se llama Guiomar, es doncella.
Una sola joya tengo, que la estimo en más que a la vida, que es la de mi entereza y virginidad, y no la tengo de vender a precio de promesas ni dádivas, porque, en fin, será vendida, y si puede ser comprada, será de muy poca estima; ni me la han de llevar trazas ni embelecos: antes pienso irme con ella a la sepultura, y quizá al cielo, que ponerla en peligro que quimeras y fantasías soñadas la embistan o manoseen.
Flor es la de la virginidad que, a ser posible, aun con la imaginación no había de dejar ofenderse. Cortada la rosa del rosal, ¡con qué brevedad y facilidad se marchita!
Así vivían apegados, desde tiempo inmemorial, a lo exclusivamente suyo; y en usos, traje, acento, y hasta lengua, fueron siempre en Santander lo que el peñasco en la mar: bello para el artista; un estorbo para los múltiples fines de las humanas ambiciones. En tal estado de virginidad recibió esta gente las primeras noticias del acontecimiento de que íbamos hablando.
Si vos, señor, por sola esta prenda venís, no la habéis de llevar sino atada con las ligaduras y lazos del matrimonio; que si la virginidad se ha de inclinar, ha de ser a este santo yugo, que entonces no sería perderla, sino emplearla en ferias que felices ganancias prometen.