vilmente

Traducciones

vilmente

ADV (= con vileza) → vilely, foully; (= despreciablemente) → despicably; (= injustamente) → unjustly
Ejemplos ?
La rubia mundana de ojos glaucos, que allí se encuentra esa noche por casualidad, ejecuta masacres de uña en su servilleta, vilmente, insensible.
¿No hay bravo uno entre tantos que comtemplo? ¿Qué ciudad, qué refugio más os resta después que tan vilmente perdáis ésta? »Un hombre entre estos muros apresado, que mal puede emprender de aquí la huida, ¿se irá sin que siquier lo hayáis tocado, después que os quite al último la vida?» Carlos decía así, de ira abrasado, sufriendo mal la afrenta acontecida.
Yo no sé cuántos cubanos han vivido estos siete años sin haber recibido un golpe, un empujón, una bofetada, un culatazo, un insulto; qué cubano no ha perdido un ser querido o un amigo vilmente asesinado; qué cubano no guarda luto en su ropa o en su corazón.
Esta familia es la madre, esposa e hijos del Teniente de Asalto González Campos, vilmente asesinado en la madrugada de ayer por haber luchado virilmente frente a las hordas criminales del fascismo.
Capítulo III En el cual Lucio cuenta una astuta manera de que usaban los echacuervos para sacar dineros, y cómo fueron presos vilmente por haber hurtado de su templo un cántaro de oro, y cómo fue el asno vendido a un tahonero, y del trabajo que allí le sucedió.
En los primeros días de estar encerrada en aquel calabozo, lloré mucho; y no era el miedo el causante de mis lágrimas, sino el recuerdo de mis malogrados compañeros asesinados vilmente en los fosos maldita fortaleza .
¿Pues quién esto contempla, y no se aíra? ¿Quién la literatura tan vilmente la ve humillada, sin enojo ni ira? Juraron mortal odio eternamente la ciencia, el desengaño iluminado, la potencia fiera y insolente.
Efectivamente, desde entonces, unos cuantos hombres infamados pueden enriquecerse con el precio de su vida, tan vilmente alquilada a la pública diversión, a no tener las costumbres de su calidad.
Los, y, ministros y criados que al presente se hallan en servicio del emperador y rey nuestro señor, no se debe dudar que, noticiosos de la generosa deliberación de los Excelentísimos brazos de morir antes que dejar de ser sus vasallos, entregándose vilmente a la, acordándose que nacieron libres y privilegiados, y que estas franquezas son las que les han elevado al honor y distinción que gozan, regarán con sus lágrimas los reales pies de su majestad, implorando de su clemencia los merecidos alivios.
Cuando un agente autoritario al tratar de cachear a un obrero huelguista e indicarle éste que debe ponerse los guantes para efectuarlo, le contesta a bofetadas, es evidente que comete un atropello; igualmente se comete un atropello cuando, ha ocurrido en diferentes países, masas de obreros van en manifestación por las calles, contra aventuras del gobierno que se juzgan de ruina y muerte para el pueblo y aparece repentinamente un nutrido grupo de agentes autoritarios que, sin previo aviso dispara contra la masa, cayendo hombres, mujeres y hasta niños (estos sublimes inocentes que los legisladores no se han atrevido a llevarlos al cadalso) vilmente asesinados por las balas burguesas.
CAPITULO IX De los oficios que cada uno de los dioses tiene ¿Y qué diremos de los oficios peculiares de los dioses, repartidos tan vilmente y tan por menudo, por los cuales, dicen, es menester suplicarles conforme al destino y oficio que cada uno tiene?
Entre tanto nuestros campesinos en el extremo de la miseria, son vilmente asesinados en el pueblo gaditano de Casas Viejas por el grave delito de exigir tierra y trabajo.