viernes


Búsquedas relacionadas con viernes: Viernes Santo

viernes

(Del lat. dies Veneris, día de Venus.)
1. s. m. Día de la semana, entre el jueves y el sábado.
2. viernes santo RELIGIÓN El de semana santa.
3. comer de viernes RELIGIÓN Comer de vigilia, comida de la que queda excluida la carne.
4. haber aprendido u oído una cosa alguien en viernes coloquial Repetir esa cosa muchas veces.
NOTA: En plural: viernes

viernes

 
m. Sexto día de la semana.

viernes

('bjeɾnes)
sustantivo masculino
día de la semana entre el jueves y el sábado El viernes es feriado.
Traducciones

viernes

Friday

viernes

Vrydag

viernes

Freitag

viernes

vendredo

viernes

vendredi

viernes

金曜日

viernes

vrijdag

viernes

piątek

viernes

petek

viernes

fredag

viernes

星期五

viernes

pátek

viernes

fredag

viernes

perjantai

viernes

petak

viernes

금요일

viernes

fredag

viernes

วันศุกร์

viernes

Cuma

viernes

thứ Sáu

viernes

Петък

viernes

星期五

viernes

SM INVFriday
Viernes SantoGood Friday
V tb sábado
Ejemplos ?
3º Si supieron u oyeron decir que el día siete Viernes por la mañana se embarcó el Capitán del otro Bergantín...
Precisamente hace dos días, el pasado viernes...
Con esto recibió el pueblo gran consuelo, porque había cuarenta horas que duraba la oscuridad, desde el viernes a las seis de la tarde.
Precisamente porque estamos convencidos de interpretar la voluntad popular, mantendremos la actitud que expuse en el mensaje del viernes 23.
Era noche de Viernes Santo, y los habitantes de Toledo, después de haber asistido a las tinieblas en su magnífica catedral, acababan de entregarse al sueño o referían al amor de la lumbre consejas parecidas a las del Cristo de la Luz, que, robado por unos judíos, dejó un rastro de sangre por el cual se descubrió el crimen, o la historia del Santo Niño de la Guardia, en quien los implacables enemigos de nuestra fe renovaron la cruel Pasión de Jesús.
Habiendo antecedido, por doce días continuos, algunos temblores de poca consideración antes del viernes de la primera semana de Cuaresma, que fueron 8 de febrero de 1600, esta noche arreció de manera que parecía hervir la tierra, y nadie se aseguraba ni atrevía a estar debajo de tejado, casi pronosticando el mal que se les aparejaba.
Así el silencio me sumerge en el islote de un océano infinito de saudades donde no encuentro ni viernes ni domingos que me alivianen el peso de los nardos.
Y para proveer a la dicha petición se voto en esta manera: E luego los dichos Regidores unánimes y conformes, dixeron que aceptaban y aceptaron la dicha postura y baja en lo tocante a la carne de vaca y se pregone; y que en cuanto a la postura de las velas de sebo, no se admite, salvo si el dicho Francisco Méndez se obligare a dar velas de sebo por el dicho tiempo de dos anos al dicho precio de un Real abasto, que haciéndolo ansí se admitirá la dicha postura y baja y que se pregone por termino de tres días, y el viernes que viene de esta semana se haga el remate en la persona que mas baja hiciere...
Emilia transfugaba puños altos en sus sueños de dolientes castellanos, mientras su Elías recantaba coplas por la bordada libertad sin demagogia Antonio Ballesteros de su mano se brotaba en grandezas manantiales y ufano en su quehacer tan claro se derramaba entre los nuevos años. Margarita en su Paz huracanada levantaba Paredes transparentes y su mundo aleteante le bullía en cada verso de sediento viernes.
CONDUCTOR: Señor Presidente, el viernes le escuché en Atizapán, la tierra del Presidente López Mateos, su elogio, su reconocimiento al fervor, al recuerdo que se tiene por el Presidente López Mateos, no ha sido el caso de los sucesores del Presidente López Mateos, y han terminado sus antecesores de un modo traumático sus administraciones.
El viernes a la tarde...pero la verdad que me trataban tan bien ahí en el...no, no, fuera de broma, una habitación divina que además daba a todo un bosque como de pinos, era toda una habitación vidriada, había como un bosque, te trataban como a una diosa y dije "yo no me quiero ir".
En Lima misma, como quien dice en el cogollitc de la civilización, tuvimos hasta que entró la patria la exhibición de la Llorona de Viernes Santo, de la Muerte car- can del Calvario.