Ejemplos ?
otros modos adverbiales que significan arribar y también navegar con viento favorable o con todas las velas llenas así como el de contra viento expresa todo lo contrario en este último sentido.
Pero Siqueiros gozaba de un viento favorable, contó con el encargo de pintar los murales en la Antigua Aduana de Santo Domingo, y pocos años después presentó una exposición de obras recientes en el propio Palacio de Bellas Artes.
Realizó la plusmarca mundial en la Reunión Atlética de Ostrava (República Checa), con una marca de 12 segundos y 87 centésimas (viento favorable: 0,9 m/s), el jueves 12 de junio de 2008, mejorando así la anterior del chino Liu Xiang con 12,88 segundos, que databa de mediados del 2006.Dicha marca fue superada el 8 de septiembre de 2012 por el estadounidense Aries Merritt quien registró 12 segundos y 80 centésimas (0,3 m/s) en Bruselas, Bélgica.
El agente utilizado fue el cloro, con nombre en clave "Estrella Roja", (150 toneladas dispuestas en 5.500 cilindros), dependiendo el ataque de un viento favorable.
En el Mediterráneo, siendo el barco domininante el trirreme y sus variantes (que ya solían contar con velas), los romanos inventaron un nuevo barco de guerra al que llamaron liburna, con sólo una o dos filas de remos y una gran vela cuadrada que permitía moverse con mayor rapidez si se contaba con viento favorable.
Regresó con algunos refuerzos en agosto, y poco después volvió a “bombardear” Buenos Aires; esta vez tuvo el cuidado de que el viento favorable le permitiera acercarse un poco más, con lo que logró destruir algunas casetas armadas por los pescadores en las playas inundables.
Entonces Loki dio a Odín la lanza que no debía jamás perder su señal; a Thor le dio la cabellera de Sif; y a Frey, le dio el barco, que siempre tenía viento favorable en cuanto sus velas eran desplegadas, sin importar a donde iba su capitán: también se lo podía plegar como una servilleta y guardarlo en el bolsillo si se deseaba.
Con un viento favorable de 2,0 m/s (justo el máximo permitido), Montgomery corrió en 9,78 ganando el título honorífico de "hombre más rápido de la tierra".
Era impulsada por remos y cuando había viento favorable se ayudaban levantando un palo con una vela hecha generalmente con cuero de lobo marino.
Por la parte inglesa se reportaron 50 muertos y 120 heridos; empujadas por un viento favorable, todas las naves inglesas consiguieron salir del puerto.
Segunda fue la explusmarquista mundial y campeona en 1984 Evelyn Ashford. Las marcas de esta prueba no tuvieron validez debido al exceso de viento favorable.
Al amanecer del 10 de julio aunque se mantenían grandes olas, la tempestad había amainado, por lo que se arboló la lancha, se distribuyeron los víveres y se puso rumbo hacia la costa con viento favorable.