victorioso

(redireccionado de victoriosas)
También se encuentra en: Sinónimos.

victorioso, a

adj. Que ha conseguido o producido la victoria ejército victorioso. ganador, vencedor

victorioso, -sa

 
adj.-s. Que ha conseguido una victoria.
adj. Díc. de las acciones en que se consigue.

victorioso, -sa

(bikto'ɾjoso, -sa)
abreviación
1. que ha ganado una competencia o lucha El ejército victorioso marchó por la ciudad.
2. se dice de las acciones que tienen como resultado la victoria una jornada victoriosa
Sinónimos

victorioso

, victoriosa
adjetivo y sustantivo
1 vencedor, triunfante, ganador, triunfador.
Por ejemplo: salir victorioso de una hazaña.
adjetivo
2 triunfal, apoteósico, entusiástico.
Por ejemplo: un final victorioso.

victorioso:

triunfantearrollador, ganador, triunfador, campeón, inviceto, triunfal,
Traducciones

victorioso

victorious

victorioso

vittorioso

victorioso

victorieuse

victorioso

胜利

victorioso

勝利

victorioso

sejrende

victorioso

勝利

victorioso

승리

victorioso

ADJvictorious
Ejemplos ?
En 25 años de reinado, Šarkališarri se jacta de haber detenido en Basar (actual Yebel-el Bishri) una invasión de amoritas procedentes de Siria, y de haber realizado victoriosas campañas contra Gutium, el país de los belicosos montañeses a quienes Naram-sin no había logrado mantener más que en precaria sujeción.
En contrapartida, frente a tantas calamidades, también se produjo la gran victoria de Aecio sobre Atila en 451, cerca de Châlons, en la Batalla de los Campos Cataláunicos, y sus victoriosas campañas contra los visigodos en el sur de Galia (426, 429 y 436) y frente a distintos invasores en el Rin y en el Danubio (428-431).
Tras librar las acciones victoriosas de Los Bagres y Los Leones, es derrotado y capturado por el general José María Zamora en la batalla de la Laguna de Piedra el 26 de marzo de 1847.
Ha pasado a la historia como el "Napoleón egipcio", por sus victoriosas campañas asiáticas y africanas, que lo convirtieron en el faraón más importante jamás nacido y en el terror de los demás pueblos.
Poder, fortuna, fama, gloria, belleza, valor, saber, talento, virtud, nobleza risueñas esperanzas, cuidados graves, victoriosas banderas, potentes, naves, cuantas glorias ensalzan clarín y lira, cuanto a la cumbre llega y a más aspira, cuanto eleva en sus brazos próspera suerte, todo, todo es incierto, ¡menos la muerte!
Desafortunadamente, la historia de las últimas décadas no ha colmado las expectativas de desarrollo y bienestar que suscitaron las naciones victoriosas.
utor: Es justo temor de que veamos nuevamente cubiertas nuestras costas de aquellos mismos bajeles enemigos que poco hace hemos visto desaparecer huyendo de la energía y vigor de nuestro invencible esfuerzo; la lisonjera y bien fundada esperanza de conservar en toda su opinión las victoriosas armas de nuestro muy amado soberano; y el mantenimiento y sostén de la alta gloria con que se acaba de cubrir esta felicísima provincia por el incomparable ardor con que habéis vencido y sojuzgado los escuadrones enemigos que osaron profanar con el estruendo de sus armas este afortunado suelo, me hacen esperar sin el menor motivo de zozobra que correréis ansiosos de prestar vuestro nombre para defensa de la misma patria que acaba de deberos su restauración y libertad.
Lo cual, sin duda, es absurdo, pues sin duda las almas victoriosas de los gloriosísimo mártires, vencidos y concluidos todos los dolores y penalidades, después que dejaron los miembros mortales, reinaron y reinarán con Cristo hasta que terminen los mil años, para reinar también después de recobrar los cuerpos inmortales.
CORO 1: "Pues cuando forman sus luces competencias soberanas, sin quedar una vencida, quedan victoriosas ambas." FEDRA: ¡Oh, qué distintos afectos explican sus consonancias; que aquí cantan lo que penan, y allí penan lo que cantan!
Cuando el Rey aparecía en medio de un estruendo de trompetas victoriosas, percusiones impresionantes y reflectores radiantes en movi-miento de colores, el público quedaba mudo de pasmo.
O al robusto sonido de la trompa de Herrera, ante sus ojos ven cargadas de bárbaros despojos a las veleras naves españolas victoriosas bogar, cuando Lepanto con turca sangre enrojeció sus olas.
Por cuanto vivimos y estamos íntimamente persuadidos y penetrados de la estrecha unión que reina entre la justa causa dé la libertad americana, la religión católica y la pureza de las costumbres, hemos lamentado en el silencio los progresos del error y de la superstición y declamado en público contra el abuso criminal que hacen algunos Ministros del imperioso ascendiente que les adquieren en las conciencias el terrible tribunal de la penitencia, y que estas victoriosas armas manejadas por estos misántropos obstinados, que establecen una guerra eterna entre la suma bondad, y la felicidad nacional, sirven de apoyo a la tiranía, y sostienen su odioso imperio, mucho más que las falanges sanguinarias de sus viles esclavos.