Ejemplos ?
Discutirás lo que sabes, nunca lo que ignores. Ser obcecado, necio o testarudo, cuando sabes que estás equivocado, es vergonzoso.
Ningún otro motivo puede ser permitido para amar, pero en este caso no será vergonzoso el verse engañado; en todos los demás sí, sea un engañado o no.
Ésos son los que han deshonrado al amor, hasta el extremo de que algunos han dicho que es vergonzoso conceder favores a los amantes.
Finalmente, él ya no es libre: ha dado palabra, y es menos vergonzoso de fallar ante un acreedor que a una promesa de virtud Para pagar la deuda de plata, el comerciante ha de necesitar una navegación próspera; el agricultor, la fecundidad del campo que cultiva y el favor del cielo; nuestro amigo, en cambio, puede pagar lo que debe sólo por su voluntad.
Es falso: morimos peor que nacemos Es culpa nuestra, no de la naturaleza; ella es la que se ha de quejar, diciéndonos: Ha conseguido la sabiduría el que muere tan seguro como cuando nació; pero ahora, cuando se acerca el peligro, ya tiemblan, nos falta corazón, se nos muda el color, nos caen lágrimas inútiles. ¿Qué más vergonzoso que estar nervioso en el mismo lindar de la seguridad?
Todo lo que la relajación y la corrupción tienen de más vergonzoso: la traición, el asesinato y el veneno; el concurso de todos los crímenes más atroces, he allí lo que forma la historia de Constantinopla; he allí la fuente pura de donde nos han emanado las luces con que nuestro siglo se glorifica.
Porque el señor mentía: en sus cuadras existían numerosos potros de su yeguada, especialmente uno negro, del cual los hijos del conde se prometían maravillas. Y el niño veía derrumbarse algo, y el barinio sufría el peso de aquella mirada, como se sufre vergonzoso suplicio.
Convénzame usted de las razones que tiene para proceder con esa sangre fría, y manifiésteme sus armas; de lo contrario, yo haré correr la voz del vencimiento más vergonzoso...
¿O tendrás valor para aproximarte a ellos, y decirles, como haces aquí, que la virtud, la justicia, las leyes y las costumbres deben estar por cima de todo y ser objeto del culto y de la veneración de los hombres? ¿Y no conoces que esto sería altamente vergonzoso?
Nos hemos propuesto sacar a Costa Rica del vergonzoso sitial que nos ubica entre los países más rezagados del mundo por el tiempo requerido para iniciar un negocio.
Si por ocuparse y hacer hubiera entendido las cosas de que tú hablabas antes, ¿crees que hubiera querido decir, no es vergonzoso para nadie coser sus zapatos, vender escabeche o estar despachando en una tienda?
No, Sócrates, no; sino que él sin duda ha creído, que una cosa es hacer y ocuparse y otra es trabajar; y que puede haber algo de vergonzoso en un trabajo sin relación con lo bello, lo que nunca sucede con la ocupación.