venidero

(redireccionado de venideras)
También se encuentra en: Sinónimos.

venidero, a

1. adj. Que vendrá o sucederá en días venideros; las generaciones venideras. futuro
2. s. m. pl. Personas que suceden a otra u otras en un lugar.
3. Personas que han de nacer en el futuro. descendientes

venidero, -ra

 
adj. Que está por venir o suceder.
m. pl. Sucesores.
Los que han de nacer después.

venidero, -ra

(beni'ðeɾo, -ɾa)
abreviación
1. que sucederá o tendrá existencia en el futuro un proyecto de realización venidera
2. que vendrá en el futuro Para el año venidero ya me habré graduado.
Sinónimos

venidero

, venidera
adjetivo
acaecedero, acontecedero, futuro.
Futuro es sinónimo de venidero en la expresión lo venidero.
venideros
Traducciones

venidero

zukünftig

venidero

à venir

venidero

komende

venidero

القادمة

venidero

kommende

venidero

kommande

venidero

ADJcoming, future
en lo venideroin (the) future
los veniderosposterity, future generations
Ejemplos ?
En el aspecto material, el Régimen de Cárdenas ha dejado obras tangibles, cuyos beneficios se proyectarán hacia el futuro, en garantía de un bienestar efectivo y cierto para las generaciones presentes y para las venideras...
Sí, señor ministro, aconsejo a todos que sigan la conducta de aquellos, que, CUMPLIENDO CON SU DEBER, murieron dando ejemplo a la generación presente y a las venideras...».
De esta forma, la caída de Puerto Argentino, podría haberse convertido en una victoria psicológica de la cual se podrían enorgullecer las generaciones venideras.
En resumen; afirma esta asamblea, si a bien lo tiene que, en el futuro, los gobernantes que atropellen por medio de su fuerza armada a alguna de las hermanas federadas, se encontrarán, no con las lágrimas, sino con la actuación resuelta de esta Federación; y, además que se cree ocioso definir actitudes venideras, por lo que deja el camino bien expedito para llegar a los más grandes y vivísimos caracteres de energía en la protesta, según fuese la magnitud del atropello.
Sabed que la encantadora princesa es mi hija y la doy en matrimonio a este joven caballero que la ama entrañablemente y cuyo amor es correspondido; sabed también que, conmovido por la paciencia y cariño de la fiel esposa a quien he arrojado indignamente de este palacio, le abro mis brazos y mi corazón con el propósito de hacerla olvidar con mi ternura cuentas penas le ha ocasionado mi carácter receloso; y si mucho estudio puse en disgustarla para someterla a continuas y difíciles pruebas, mayor será mi afán por hacerla feliz. Si las generaciones venideras recuerdan los sufrimientos, que no lograron abatir su corazón, también recordarán su virtud.
Leí estas palabras, que estaban sobre el portal central: "ESTA MORADA DE CRUELDAD ES CONSERVADA COMO UN RECUERDO, PARA LAS GENERACIONES VENIDERAS, DEL GOBIERNO DE LOS RICOS." "Este es uno de los edificios fantasma," dijo Edith, "conservados para asustar a la gente, para que nunca se arriesguen a nada que se asemeje a traer de vuelta el viejo orden de cosas, no admitiendo de nadie ninguna súplica para obtener una ventaja económica sobre otro.
De la Historia, que nos conserva vivas las edades pasadas; que da lecciones severas y graves a la presente, y que lega avisos importantísimos a las venideras.
Lo que le desacreditó un poquillo, inutilizándole para las legislaturas venideras, fue el fiasco de la delicada comisión que le encomendó el partido tradicionalista gallego, delegándole por la provincia de Lugo para asistir a la importante Junta de Vevey.
Siempre sorprende que las viejas generaciones parecen afanarse penosamente sólo en interés de las venideras, para prepararles un nivel sobre el cual levantar todavía más el edificio cuya construcción les ha asignado la Naturaleza; y que sólo las generaciones últimas gozarán la dicha de habitar en la mansión que toda una serie de antepasados, que no la disfrutará, ha preparado sin pensar en ello.
Es necesario mantener la coherencia entre el discurso sobre la democracia protagónica revolucionaria, por una parte, y el proceder de todas las instituciones de la sociedad, por la otra, de esa manera, aunado al continuo incentivo de los valores democráticos, se estará garantizando el mantenimiento del poder popular de las venideras generaciones.
Corrió el tiempo, y no con la ligereza que él quisiera; que los que viven con esperanzas de promesas venideras, siempre imaginan que no vuela el tiempo sino que anda sobre los pies de la pereza misma.
Estos dos conceptos inspiran la estructuración del Organismo eterno y supraindividual que represente a la Nación y cuya suprema misión no es esporádica en el tiempo y en la historia, sino que tiene la responsabilidad de eslabonar una continuidad armónica en el destino de las generaciones pasadas, presentes y venideras; y que excluye la indisciplina social representada por dos factores políticos: la desorganización anárquica, producida por el relajamiento del principio de autoridad, y el entronizamiento de tiranías oligárquicas o caudillistas.