vengador

(redireccionado de vengadoras)

vengador, a

adj./ s. Que venga o se venga.

vengador, -ra

(benga'ðoɾ, -ɾa)
abreviación
1. persona que lleva a cabo una venganza La muerte de su enemigo no sosegó al vengador.
2. característica que es propio de quien venga odio vengador
Traducciones

vengador

vendicatore

vengador

المنتقم

vengador

复仇者

vengador

復仇者

vengador

Avenger

vengador

Avenger

vengador

보복

vengador

Avenger

vengador

A. ADJavenging
B. SM/Favenger
Ejemplos ?
En esta manera tendrás las diosas del matrimonio por vengadoras y tendrás la ceguedad por compañía y perpetuo estímulo de conciencia.
¿No influiría su odio para que me atormentasen las Erinias? Si las Diosas son las vengadoras de mi madre, ¿no lo son del que ha sufrido un ultraje mayor?
En Las vengadoras, protagonizada por prostitutas madrileñas de alto copete y maridos adinerados que caen gustosamente en sus redes, termina con el suicidio del protagonista y presenta episodios de mucha verdad y quizá para la época de excesiva crudeza.
Pero su estilo es mucho menos retórico y más natural, aunque abunda en plurimembraciones, enumeraciones y antítesis. La torre de Talavera (1877) El nudo gordiano (1878) Las vengadoras (1844) La vida pública (1885).
(1942) Thunder Birds (1942) American Empire (1942) My Friend Flicka (1943) Guadalcanal Diary (1943) Thunderhead, Son of Flicka (1945) The Valley of Decision (El valle del destino) (1945) The Harvey Girls (Las chicas de Harvey) (1946) Ramrod (La mujer de fuego) (1947) I Shot Jesse James (Balas vengadoras) (1949) The Big Cat (1949) Tomahawk (El piel roja) (1951) The Big Night (1951) Kansas City Confidential (El cuarto hombre) (1952) I, the Jury (1953) The Time Travelers (1964)
SEMICORO 2.º Por el siniestro lado Los dos cayeron en la pugna heridos; Sus consanguíneas manos Movieron ¡ay! las Furias vengadoras.
Parió igualmente a las Moiras y las Keres, vengadoras implacables: a Cloto, a Láquesis y a Átropo que conceden a los mortales, cuando nacen, la posesión del bien y del mal y persiguen los delitos de hombres y dioses.
¡Oh rápidas, aladas, furiosas Diosas que, con lágrimas y gemidos, no celebráis fiestas semejantes a los Tiasos, negras Euménides que voláis por el anchuroso Eter, expiadoras de la sangre, vengadoras del asesinato!
185 La cual, aunque de las compañeras por la multitud rodeada suyas, a un lado oblicuo aun así se estuvo y su cara atrás dobló y, aunque quisiera prontas haber tenido sus saetas, las que tuvo, así cogió aguas y el rostro viril regó con ellas, y asperjando sus cabellos con vengadoras ondas, 190 añadió estas, del desastre futuro prenunciadoras, palabras: “Ahora para ti, que me has visto dejado mi atuendo, que narres –si pudieras narrar– lícito es.” Y sin más amenazar, da a su asperjada cabeza del vivaz ciervo los cuernos, da espacio a su cuello y lo alto aguza de sus orejas, 195 y con pies sus manos, con largas patas muta sus brazos, y vela de maculado vellón su cuerpo; añadido también el pavor le fue.
Estrofa 5ª Mas luego que el enigma Llegó a saber de su fatal incesto, Con enemiga mano, La misma de su padre matadora, Arrancóse los ojos, aún más caros Que el amor de sus hijos. Antistrofa 5ª Y con horrendas voces Las vengadoras Furias invocaba, Porque sus hijos con armada mano Su herencia dividieran.
Y Chile, el vencedor, fuerte en la guerra, pero más fuerte en el trabajo, vuelve a colgar en el techo las vengadoras armas, convencido de que es estéril siempre la victoria de la fuerza brutal sobre el derecho!
Cual Penteo demente ve la turba de las Euménides y tiene siempre delante de sí dos soles y dos Tebas, o cual Orestes, hijo de Agamenón, cuando fuera de sí huye en la escena de su madre armada de teas y negras serpientes, y ve sentadas en el umbral del templo a las vengadoras Furias.