vendedora

Traducciones

vendedora

Verkäuferin

vendedora

venditrice

vendedora

prodavačka

vendedora

ekspeditrice

vendedora

myyjä

vendedora

vendeuse

vendedora

prodavačica

vendedora

女性店員

vendedora

여자 판매원

vendedora

verkoopster

vendedora

selger

vendedora

ekspedientka

vendedora

vendedora

vendedora

kvinnlig expedit

vendedora

พนักงานขายหญิง

vendedora

satıcı

vendedora

người phụ nữ bán hàng

vendedora

女销售员
Ejemplos ?
SE, calle Tres Cruces, N,E. tierras de Altube y NO. testamentaria vendedora. Con esta adquisición los Sres. Raffo se hacen dueños de la mitad comprándola a Doña Victorina Herrera Viuda de Manzanares en 1871.
Tras la caída, Cloud se despierta en una iglesia de los suburbios sobre un montón de flores, sorprendido porque en Midgar ya no crecen, y extrañado al ver que una chica le estaba observando. La chica es una vendedora de flores que Cloud había visto antes, pero no había reparado apenas en ella.
Quiere ser el vendedor de quesitos que pasa cantando; quiere ser el guarda que marca la hora en el gong municipal; quiere ser la niña vendedora de flores.
La vieja respondió a la sonrisa con otra, y un largo suspiro se escapó de su pecho al recordar sin duda sus remotísimas mocedades. Durante algunos instantes quedaron ambas en silencio, silencio que fue la primera en interrumpir la vendedora.
Yo, indeciso y tímido, permanecí a alguna distancia de ella, pero pronto la desconocida me descubrió y volvió a sonreírme. Yo iba a acercarme a ella, pero la vendedora de legumbres me hizo un gesto y comprendí que tenía algún mensaje que transmitirme.
Cuando incluso ya en Estados Unidos, abastecedor tradicional de armas al ejército de Cuba, habían decretado el embargo de las mismas, se presentó Inglaterra como vendedora de armas a la dictadura.
Enamorarse, eso era lo de menos, pero tratar de contraer nupcias, y esto era lo peor, con la simple hija de una vendedora de leche, parecía inconcebible.
-Pero, prima -dijo Petrilla, alzando los ojos con angelical dulzura hacia la cara agria y fría de su prima, que había tomado su antiguo aspecto, de vendedora-, ¿qué es un novio?
Aunque la vio temblorosa y pálida, como una hoja de noviembre próxima a caer de la rama, no perdió la cabeza; se puso a comprar frutas a la misma vendedora que proveía a la terrible Silvia, y deslizó una carta en las manos de Petrilla con toda naturalidad, bromeando sobre el género y con el aplomo del más taimado, como si no hubiera hecho nunca otra cosa; tanta sangre fría puso en su acción, a pesar de la sangre caliente que silbaba en sus oídos y le salía hirviendo del corazón, destrozándole las venas y las arterias.
En aquel instante, y antes de que pudiera responder a la muchacha la vendedora, golpearon suavemente en la puerta de la sala, y preguntó a la primera desde el corredor Mariquita la Pañolines: -Oye tú, Rosario, ¿está entoavía ahí la señá Rosalía, la vendeora?
A Rosario se le ocurrió verse al espejo engalanada con aquellas prendas; la cosa no tenía nada de particular, con quitárselos en seguida no se enteraría la vendedora, y si la sorprendía no por tal cosa iba a denunciarla al juzgado; y todavía no había acabado de hacer estas reflexiones Rosarito, cuando ya estaban realizados sus propósitos y contemplábase reproducida en el espejo y en la puerta vidriera de la alcoba.
La tisanera y la chichera de Terranova daban su pregón a las siete en punto. El bizcochero y la vendedora de leche-vinagre, que gritaba ¡a la cuajadita!, designaban las ocho, ni minuto más ni minuto menos.