vendaval

(redireccionado de vendavales)
También se encuentra en: Sinónimos.

vendaval

(Del fr. vent d'aval, viento de alta mar.)
1. s. m. METEOROLOGÍA Viento muy fuerte sin llegar a ser temporal el vendaval le rompió el paraguas.
2. METEOROLOGÍA Viento muy fuerte que sopla del sur con tendencia al oeste.

vendaval

 
m. meteor. Cualquier viento duro que no sea temporal declarado.

vendaval

(benda'βal)
sustantivo masculino
viento fuerte y violento en extremo El vendaval derribó varios árboles de la plaza.
Sinónimos

vendaval

sustantivo masculino
Traducciones

vendaval

vánice, vichřice

vendaval

snestorm, storm

vendaval

blizzard, gale

vendaval

lumimyrsky, myrskytuuli

vendaval

mećava, vjetar

vendaval

強風, 猛吹雪

vendaval

심한 눈보라, 질풍

vendaval

kuling, snøstorm

vendaval

kuling, snöstorm

vendaval

พายุหิมะ, ลมพายุ

vendaval

cơn gió mạnh, trận bão tuyết

vendaval

大风, 暴风雪

vendaval

SM (= ventarrón) → gale, strong wind (fig) → storm
Ejemplos ?
Mientras lejos de ti braman, Y esparraman Las venturas del vivir Los mundanos vendavales, Tú las dichas terrenales Apresúrate a reír.
Pero lo mismo Primitivo que sus padres se empeñaban en que tan débil caña había de resistir a todos los vendavales, y resistía a costa de sudores, cuidados, sustos y dinero.
Mas, mientras llega el postrimero día, de tus justicias el rigor tremendo tal vez recuerdos suyos nos envía: como cuando al ruinoso terremoto mandas, que desalado de repente llega con sordo subterráneo estruendo, cubriendo el alma de pavor ignoto: el suelo como el mar se hunde y levanta; el polvo entenebrece el aire todo; de la cima a la planta, cual gigante beodo, tiembla y vacila la encumbrada torre; huye del muro y suspendido techo y a las plazas y campos rauda corre, en confuso tropel, la triste gente, que, de espanto amarilla, y con rápida mano hiriendo el pecho, dobla en tierra la trémula rodilla: O como cuando sueles recorrer los espacios celestiales en tu ligero reluciente coche que arrebatan sonantes vendavales, tus alados prestísimos corceles.
Que en vez de sombra importuna Vienen siguiendo sus huellas Mil ejércitos de estrellas, Cortesanas de la luna. Que la noche, en recompensa, Callando los vendavales, Enciende sus mil fanales Sobre la atmósfera inmensa.
Era un clérigo joven, profundamente instruido, animoso y de buena voluntad, que soportaba con plácida resignación los rudos trabajos de su cargo, mucho más penosos en aquella época, en que la epidemia asolaba su curato; cuando era necesario recorrer largas distancias al través de las heladas punas, desafiando la nieve y los vendavales para llevar a los moribundos los socorros del médico y del sacerdote.
Se entra en este precioso pueblo por una arboleda de álamos blancos, que toman asiento entre verdes huertas, a la manera de nobles ancianos encanecidos, estimulando con su susurro a las plantas pequeñas y tiernas a crecer y fortalecerse, para resistir como ellos a los vendavales.
Hay en nuestro corazón algo que espera y que teme, y hay, en fin, de esa otra vida una cosa que se siente, que se respira, se busca, se ambiciona, se prevee, ¿Qué importa que la razón, lámpara sola que mecen tantos rudos vendavales, nombre a esa cosa no encuentre?
Amo sobre todas a Filis, porque lloró cuando me partí, y en un largo adiós: "¡Adiós -me dijo-, gentil Menalcas!" DAMETAS Terribles son el lobo para los rediles, los aguaceros para las mieses maduras, los vendavales para los árboles y para mí el enojo de Amarilis.
¿Quién, después de esto, adorará al numen de Juno, o suplicante llevará ofrendas a sus altares?" 50 Revolviendo consigo misma la diosa tales pensamientos en su acalorada fantasía, partiose a la Eolia, patria de las tempestades, lugares henchidos de furiosos vendavales; allí el rey Éolo en su espaciosa cueva rige los revoltosos vientos y las sonoras tempestades, y los subyuga con cárcel y cadenas; 55 ellos, indignados, braman, con gran murmullo del monte, alrededor de su prisión.
y arranca a la destrucción las flacas reliquias de los Teucros, o si lo merezco, lanza sobre ellas y sobre mí tu enemigo rayo y anonádanos aquí mismo con tu diestra." Apenas había pronunciado estas palabras, cuando estalla con desusada furia una negra tempestad, acompañada de torrentes de lluvia, y en montes y llanos retumba el trueno; todo el éter se desata en impetuoso y turbio aguacero, que ennegrecen recios vendavales.
No con mayor violencia azota la tierra un aguacero, impelido por occidente por las lluviosas Cabrillas; no de otra suerte los nubarrones se precipitan en abundoso granizo sobre los mares, cuando desatados los fieros vendavales en deshecha tempestad, rasgan el nebuloso éter.
También cuando lo tienes en bonanza para el pequeño alción que a sus cristales fía su hermosa prole y su esperanza, mientras atas furiosos vendavales.