Ejemplos ?
Dominga duda pero al final consiente por el bien del varoncito, agradecida Crisanta entrega unos aretes de esmeraldas muy valiosos.
Dio a luz un varoncito, a quien le pusieron el nombre de José del Refugio, y que, con el correr de los años, se le conocería como Cuco Sánchez.
—¿Qué nombre le pondremos? —preguntó la nena a su hermano. —¡Ya sé! —respondió el varoncito—. ¡Le pondremos Diecisiete! ¿Por qué Diecisiete?
Y quienes en verdad dialogaban ahora eran Subercasaux y su chica, pues el varoncito —el menor— se había dormido en las rodillas del padre.
Eso, ella, era del único caso que tenía así, hasta localidades concretas, que había nenes más grandes, había un varoncito más grande con problemas en las piernas, más grande que Sabino; Sabino tenía dos años y ocho meses en el momento del secuestro eh, yo le preguntaba si tres, si cuatro y ella dice que más bien le parecía cuatro, eh, que lloraba pero no aclaró más y más chiquitos que había, que por eso...
De igual modo, si en sus mutuas y largas andanzas por el monte o el río, Subercasaux debía alejarse minutos u horas, ellos improvisaban enseguida un juego, y lo aguardaban indefectiblemente en el mismo lugar, pagando así, con ciega y alegre obediencia, la confianza que en ellos depositaba su padre. Galopaban a caballo por su cuenta, y esto desde que el varoncito tenía cuatro años.
Subercasaux sentía debilidad por los cacharros prehistóricos; la nena modelaba de preferencia sombreros de fantasía, y el varoncito hacía, indefectiblemente, víboras.
Nunca hubo bicho del monte con nombre más raro. Pero el varoncito estaba aprendiendo a contar, y tal vez le había llamado la atención aquel número.
Cuando concluía con el varoncito, le tocaba el turno a sí mismo; y al incorporarse por fin, curvaturado, el nene lo llamaba porque tres nuevos piques le habían taladrado a medias la piel de los pies.
Hilda e Hilario se mudan a la casa de Sally para acompañarla. Luis siempre llama por teléfono a Sally y en una de sus llamadas ella le cuenta que el bebe que tendrán será varoncito.
Miguel Taraval, Teniente General del ejército español que estaba comisionado en la región de Lombardía Italia cuando su esposa trajo al mundo un varoncito que a los diez y ocho años ingresó en Toledo España a la orden religiosa Compañía de Jesús.
Posteriormente contrajo matrimonio con el músico Jose Portilla y tiene un pequeño varoncito llamado Ignacio(fue la 3.ª Ex Jeans en dar esta noticia).