Ejemplos ?
Porque de hecho cada entidad, sea que pertenezca a la esfera natural de los fenomenos, sea que pertenezca a la esfera del espíritu, tanto si se representa en esta o esa otra particular forma, cuando, precisamente por ello, también es algo en sí mismo complejo, rico de contenidos, variadamente articulado gracias a las diferencias en que se descompone internamente.
Frutos orbiculares u ovalado-oblongos, comprimidos, indehiscentes, la porción seminífera aplanada o variadamente engrosada, el ala membranácea a coriácea; semillas 1–3 (–4), reniformes a oblongas, aplanadas a algo gruesas, cafés a negruzcas, hilo y arilo marginal.
A partir de los años 1960, compaginándolo con su profesión médica, comenzó a publicar variadamente sobre el tema de la literatura fantástica, colaborando en periódicos, revistas literarias y en editoriales como Alianza.
Son plantas cespitosas o rizomatosas, perennes; con culmos mayormente angulados; plantas monoicas o raramente dioicas. Hojas mayormente lineares, planas, dobladas o acanaladas; vaina cerrada, variadamente ligulada.
El canto beneventino está definido ampliamente por su papel en la liturgia del rito beneventino; muchos cantos beneventinos tuvieron asignados múltiples roles cuando se insertan en los cantorales gregorianos, apareciendo variadamente como antífonas, ofertorios y comuniones, por ejemplo.
Flores estaminadas y pistiladas en la misma espiga o en espigas diferentes en la misma planta; espigas frecuentemente abrazadas por una bráctea foliosa, sésiles o variadamente pedunculadas, flósculos individuales abrazados por una sola escama paleácea; perianto ausente; estambres 3; ovario, excepto por el ápice del estilo y el fruto, rodeado laxa o estrechamente por una bráctea modificada en forma de saco, que es el perigonio, éste con o sin rostro.
Tienen tallo de 5-8(-10) x 0.4 m, erecto, comúnmente masivo, raramente postrado a ascendente; hojas de varios metros de largo, varias veces divididas; pecíolos glabros o escasamente vellosos, en la base con una densa masa de tricomas de 4-5 cm, pardo-dorados o pardo-rojizos; lámina 2-3-pinnado-pinnatífida, ligera a fuertemente dimorfa, los segmentos fértiles algo contraídos, a menudo glauca en el envés; pinnas hasta 70 x 20 cm, comúnmente lanceoladas, subsésiles o pediculadas; costas y cóstulas elevadas o ligeramente sulcadas en el lado adaxial, las costillas no decurrentes sobre el eje del próximo orden, pelosas adaxialmente con una densa cubierta de tricomas rígidos y firmes, pardo claro a pardo oscuro, antrorsos, variadamente pelosas abaxialmente...
Se distribuye desde México a Bolivia. Son arbustos a árboles pequeños; con tallos glabros a variadamente pubescentes. Hojas opuestas, lanceoladas a ampliamente ovadas, estrigosas a tomentosas o hispídulas, ápice agudo a atenuado, base truncada, cordada, u obtusa a atenuada, márgenes serrados.
Frutos esquizocárpicos, secos, con tricomas cortos o glabrescentes, carpidios 5, generalmente indehiscentes, a veces alados, espinosos, rugulosos o variadamente ornamentados; semilla 1 por carpidio.
Los filamentos, casi siempre libres, se hallan insertos lateralmente en el tubo de la corola y las anteras, basifijas y de dehiscencia longitudinal e introrsa, están usualmente soldadas entre sí (raramente los filamentos están connatos y las anteras libres: por ejemplo en los Ambrosiinae de la tribu Heliantheae), formando así un tubo alrededor del estilo en el cual el polen, usualmente tricolporado (con 3 aperturas), es liberado, y el estilo entonces crece a través de este tubo, empujando hacia afuera o tomando el polen (con pelos variadamente desarrollados) y presentándoselo a los visitantes florales, después de lo cual los estigmas se vuelven receptivos (es decir, con un émbolo o mecanismo de polinización por cepillado).
Son hierbas anuales, que alcanzan un tamaño de 0.1–0.6 m de alto, con raíz axonomorfa; tallos erectos o ascendentes, gruesos, variadamente pubescentes con tricomas patentes, aplanados, multicelulares, frecuentemente intercalados con tricomas glandulares.
El teatro de Cervantes poseía un fin moral, incluía personajes alegóricos y procuraba someterse a las tres unidades aristotélicas de acción, tiempo y lugar, mientras que el de Lope rompía con esas unidades y era moralmente más desvergonzado y desenvuelto, así como mejor y más variadamente versificado.