vaqueta

Búsquedas relacionadas con vaqueta: baquetas, ternera

vaqueta

s. f. Cuero de ternera curtido y adobado.

vaqueta

 
f. Cuero de ternera curtido y adobado.
Traducciones

vaqueta

cowhide

vaqueta

A. SF
1. (= cuero) → cowhide, leather
2. (para afilar) → razor strop
B. SM (Caribe) → shifty sort
Ejemplos ?
Si en la parte del dau hay público y la pelota toca la escalera entre la cuerda y el número 3 Por lo general las partidas de escala i corda se disputan con la pelota de vaqueta.
En menor proporción se elaboran los cintos piteados en vaqueta y artículos diversos con la misma técnica, como bolsas, billeteras, prendedores, entre otros.
Sobre la faja usan cinturones con bolsitas de manta con vistosos bordados; sus huaraches son de vaqueta y del tipo llamado “pie de gallo”.
Atendido el precio de las pelotas de vaqueta, cada vez que una pelota era enviada fuera ya había alguien (normalmente un niño) que se encargaba de seguir la trayectoria e irla a buscar en los patios de las casas próximas, los amos de las cuales como precio por este servicio exigían la entrada gratuita al trinquete.
Se hacen sillones con asientos de vaqueta y se tallan máscaras ceremoniales muy originales, adornadas con largas cabelleras y barbas.
Ello es debido a su menor coste ya que al jugarse en la calle es bastante fácil extraviar la pelota y a que debido a su menor dureza comparada con la pelota de vaqueta (pelota) la hace más apropiada para los aficionados que disputan esta modalidad.
En una estancia que tiene luz al huerto, hay una mesa con gruesa tabla de roble, dos sillones de vaqueta, colgado en el muro un negro ábaco de enormes cuentas, y unas espuelas mohosas sobre un arcón de madera.
Calzado no se ve de ninguna clase; pero sí varios guarnieles, cuáles de vaqueta, cuáles de pañete, esotros que fueron bordados en anjeo por la mano cariñosa de una madre.
En la nave central están en rueda todos los taburetes del pueblo, el gran tablero de vaqueta embetunado y la ostentosa mesa de los "réplicas y catedráticos", paramentada con las colchas de damasco de misiá Nicolasa.
Gasta el marido boato costoso, a estilo de nabab montuno: aguadeño chato y alicorto de cinta oscura, y ancha camisa extranjera de bayetilla azul con blancas cadenetas por el cuello y la pechera; chaquetón de lana amahonado; pantalones de paño azurea, con galón anchísimo y ceniciento; botines amarillos de vaqueta; ruana superiorísima del Reino, con forro de bayeta roja y ribete de trenza.
Y luego el padre Carapulcra, tomándose la cabeza entre las manos, se dejó caer sobre un sillón de vaqueta, murmurando: -¡Ah, pícaro!
Todo el mobiliario de la celda se componía de cuatro sillones de vaqueta, una mesa mugrienta y una tarima sin colchón, sábanas ni abrigo, y con una piedra por cabezal o almohada.