vampiro


También se encuentra en: Sinónimos.

vampiro

(Del húngaro vampir.)
1. s. m. Ser de ultratumba que, según la tradición, tiene hábitos nocturnos y se alimenta chupando la sangre de los vivos le encantan las películas de vampiros.
2. Persona que se enriquece o adquiere prestigio aprovechándose de los demás.
3. ZOOLOGÍA Especie de murciélago americano que se alimenta de insectos y chupa la sangre de personas y animales dormidos.
NOTA: Nombre científico: (Desmodus y Diphylla.)

vampiro

 
m. Espectro o cadáver que, según una creencia supersticiosa, va por las noches a chupar la sangre de los vivos.
fig.Persona que se enriquece por malos medios.
zool. Mamífero quiróptero americano (Desmodus rotundus), que lame o chupa la sangre que mana de las heridas que produce con su mordedura en las personas y animales dormidos.

vampiro

(bam'piɾo)
sustantivo masculino
1. ser imaginario en forma de hombre que se alimenta de la sangre de las personas Fuimos a ver al cine una película de vampiros.
2. murciélago que clava sus colmillos en la piel de otros animales para alimentarse de su sangre Los vampiros se alimentan de la sangre de pequeños mamíferos.
3. persona que se vale de los demás para obtener riquezas los vampiros de la sociedad
Traducciones

vampiro

vampir

vampiro

vampyr

vampiro

Vampir, Gemeiner Vampir

vampiro

vampiro

vampiro

vampire

vampiro

ערפד, ערפד מצוי

vampiro

vampiro

vampiro

吸血鬼

vampiro

vampyrus

vampiro

vampīri

vampiro

vampier, gewone vampier

vampiro

wampir, wampir zwyczajny

vampiro

vampiro

vampiro

vampir

vampiro

upír

vampiro

vampyyri

vampiro

vampir

vampiro

흡혈귀

vampiro

vampyr

vampiro

vampyr

vampiro

ผีดูดเลือด

vampiro

ma cà rồng

vampiro

吸血鬼

vampiro

Вампир

vampiro

吸血鬼

vampiro

SM
1. (Zool, Mit) → vampire
2. (= explotador) → vampire, bloodsucker
Ejemplos ?
Sobre Clarimonda se han contado muchas historias extraordinarias en estos tiempos, y todos sus amantes tuvieron un fnal miserable o violento. Se ha dicho que era una mujer vampiro, pero yo creo que se trata del mismísimo Belcebú.
El orden burgués, que a comienzos del siglo puso al Estado de centinela de la parcela recién creada y la abonó con laureles, se ha convertido en un vampiro que le chupa la sangre y la médula y la arroja ala caldera de alquimista del capital.
En los Estados Unidos, lo mismo que en Europa, el monstruoso vampiro de la deuda nacional, que se pasa de unos hombros a otros, se ha descargado finalmente sobre los de la clase obrera.
-¡Ah!... no: ¡yo quiero una mujer que me dé su alma para pasto de mi vida; no un vampiro que chupe la sangre de mi corazón! Antes que amar, quiero ser amado.
Cádiz no quiere subyugarse al poder central, siempre absorbente, siempre semejándose a un vampiro dispuesto a chupar la sangre preciosa de las provincias.
En la portezuela de la diligencia, lo mismo que en la comida de mistress Waterbrook, rondaba a nuestro alrededor sin cansarse, como un gran vampiro, devorando cada palabra que yo decía a Agnes o que ella me decía a mí.
En su rabia Gláfira insulta a Abu Hafáz y quiere matarle con un puñalito que lleva en la cintura. Él la desarma y la paga su beso y sus insultos con un beso de vampiro.
¡Pero entonces eso fue en el cementerio! El vampiro se aplastó entonces el pelo mientras me miraba con sus inmensos ojos de loco.
Ahora, si queréis saber cuáles fueron esas conjeturas, os diré que aquel hombre me parecía a un mismo tiempo un capitán de bandidos, un príncipe viajando de incógnito, un artista italiano, un dependiente de casa de comercio, un marqués andaluz, un pirata, un poeta, un cómico de provincias, un ser fantástico del género vampiro, un novicio de frailes jerónimos y un soldado de Garibaldi; algo, en fin, extraordinario por lo ilustre, por lo exótico, por lo terrible, por lo dramático, por lo sobrenatural, o por lo farsante y poco divertido.
Pero, a pesar de esta certeza, no podía dejar de amar a Clarimonda y le hubiera dado toda la sangre necesaria para mantener su existencia ficticia. Por otra parte, no tenía qué temer, la mujer respondía del vampiro, y lo que había visto y oído me tranquilizaba.
Pruébanos que esos libros no son nuestros enemigos, y los salvas de las llamas; pruébanos que tú no eres un miserable burgués, un holgazán que vive como un vampiro, de la sangre del obrero...
l maestro sufí atravesaba solo una desolada región montañosa y de repente apareció frente a él un ogro, un vampiro gigante, el cual le dijo que iba a destrozarlo.