valladar


También se encuentra en: Sinónimos.

valladar

1. s. m. Vallado o cerco para acotar un terreno.
2. Obstáculo defensivo. barricada
3. DEPORTES Jugador que tiene mucha importancia en un equipo deportivo siempre fue un valladar en su equipo.

valladar

 
m. Vallado.
Sinónimos

valladar

sustantivo masculino

valladar:

vallavallado,
Traducciones

valladar

SM
1. = valla 1
2. (= defensa) → defence, defense (EEUU), barrier
Ejemplos ?
Él sabe cuántas gotas Contiene el mar inquieto Cuando sus aguas rotas Se humillan con respeto A un débil valladar; Y fija en su guarismo Las fibras de las hojas, Los ayes del abismo, Del hombre las congojas, Su gusto y su pesar.
Una vez en la cima, lo que faltaba por hacer fue obra de poco tiempo: los centinelas salvaron de un solo salto el valladar que separa al sueño de la muerte; el fuego, aplicado con teas de resina al puente y al rastrillo, se comunicó con la rapidez del relámpago a los muros, y los escaladores, favorecidos por la confusión y abriéndose paso entre las llamas, dieron fin con los habitantes de aquella guarida en un abrir y cerrar los ojos.
No de otra suerte el ventor, cuando encuentra a un ciervo atajado por la margen de un río o por el espanto que le produce el valladar de rojas plumas, le persigue y acosa con sus ladridos; huye el venado despavorido del engaño y de la escarpada ribera, y busca mil y mil escapes; mas el ligero sabueso de Umbría se le echa siempre encima, abiertas las fauces, pronto a hacer presa de él a cada momento, dando dentelladas, cual si ya le hubiera asido, y mordiendo en vago.
No faltan, sin embargo, en estos conceptos de optimismo, actividades y factores que hay que señalar en contraposición a los que quedan descritos, y son los que, a pesar de los deseos del Gobierno y de los nobles anhelos del pueblo, se dejan sentir en forma de insidiosa labor y de descontento contra las conquistas populares, traduciéndose en sordos rumores que inquietan a las masas de trabajadores por anunciar agitaciones en proyecto; o por que se exteriorizan en murmuraciones demográficas de que se falsean las instituciones, de que el régimen social se derrumbará hasta el caos si no se pone coto y valladar a las actividades de las masas que demandan la tierra...
Detrás de ellos, los Ayaces contenían a los teucros como el valladar selvoso extendido por gran parte de la llanura refrena las corrientes perjudiciales de los ríos de curso arrebadato, les hace torcer el camino y les señala el cauce por donde todos han de correr y jamás los ríos pueden romperlo con la fuerza de sus aguas; de semejante modo, los Ayaces apartaban a los teucros que seguían peleando, especialmente Eneas, hijo de Anquises, y el preclaro Héctor.
¿Por quien el Hacedor lanzó al espacio Un globo do tuvieses tu palacio Ceñido por el mar, Y que el mar, poderoso en esterminio, Se plegase al confín de tu dominio Lamiendo el valladar?
de la Constitución, así el Artículo 27 es un formidable valladar, un obstáculo y un escudo en contra de acciones o de desviaciones hacia la derecha de parte del poder público.
Pacíficamente, fortaleciendo y depurando nuestras instituciones, podremos dominar, conjugando ideas, aquellas fuerzas que suicidamente creen que debilitando las instituciones nacionales, desprestigiándolas, pueden triunfar. Contamos con instituciones que en su vigencia, lejos de ser valladar para los cambios, los promueven.
En gran parte me debe España la gloria de haber roto ella el misterioso secreto de los mares y de haber descubierto islas florecientes y extensa tierra firme, rica en perlas y en oro, que todavía se pone como valladar para impedirnos llegar a Cipango, al Catay y al imperio del preste Juan, por donde ya penetran los portugueses, siguiendo opuestos caminos y navegando hacia las regiones donde se pensaba que tenía su tálamo la Aurora.
Y así entendía él la república, como el régimen en el que la burguesía dominaba bajo formas parlamentarias, sin encontrar un valladar como bajo la monarquía; en el veto del poder ejecutivo o en el derecho de disolver el parlamento.
Ningún numen nos acosa, mortales somos y con mortales enemigos nos las habemos; tantas almas, tantas manos tenemos como ellos. Por allí el ponto nos cerca con su gran valladar de agua; ya nos falta tierra para huir.
¿De veras se puede identificar a la banca privada mexicana con la libre concurrencia, con las promesas de la libre iniciativa? ¿con una especie de valladar contra el despotismo?