vagancia


También se encuentra en: Sinónimos.

vagancia

1. s. f. Acción de vagar o de estar sin ocupación. ociosidad
2. Cualidad de vago o poco trabajador. gandulería
3. coloquial Pereza o falta de ganas de hacer algo.

vagancia

 
f. Acción de vagar (estar ocioso).
sociol. Estado del individuo que no posee ni domicilio ni medios de subsistencia, y que habitualmente no ejerce profesión alguna.
Sinónimos
Traducciones

vagancia

vagrancy

vagancia

التشرد

vagancia

流浪

vagancia

流浪

vagancia

SF
1. (= pereza) → laziness, idleness
2. (= vagabundeo) → vagrancy
Ejemplos ?
Durante la extinción de una pena corporal; IV. Por vagancia o ebriedad consuetudinaria, declarada en los términos que prevengan las leyes; V.
Por hallarse procesado criminalmente y tener decretado auto de prisión. 2. Por conducta notoriamente viciosa o por vagancia legalmente declarada. 3.
Por interdicción judicial, por estar declarado deudor fraudulento o por tener conducta notoriamente viciosa; 4. Por vagancia legalmente declarada.
Por ser deudor fraudulento declarado, o deudor a las rentas públicas, requerido judicialmente de pago. 3. Por conducta conocidamente viciada, o vagancia calificada 4. Por enajenación mental, legalmente declarada; y 5.
Por auto de prisión o declaratoria de haber lugar a formación de causa; 2. Por vagancia legalmente declarada; 3. Por enajenación mental, judicialmente declarada; 4.
VOLANTERIAS ANTONIO DOMÍNGUEZ HIDALGO -Ay Cipriano que va a ser de ti; por favor no seas tan soñador; que la tierra es tierra nada más y el fuego por siempre es voraz. Ay Cipriano ponte a trabajar; la vagancia te ilustra al azar, más no cura si tienes dolor; con dinero serás gran señor.
Han pasado siete años, que para usted han sido de estudios, y para mí de zarandeo y vagancia, salvo alguna que otra cosilla que he escrito para desahogarme; pero la amistad intelectual, aunque se forme en cuatro ratos de conversación, es tan duradera y firme, que en cuanto usted ha leído un libro mío y ha sabido por él que no me he muerto, ha pensado reavivarla con las tres bellísimas cartas que me envió, publicándolas en El Defensor, para que no se perdieran por el camino.
Por otra parte, preocupa la conducta de los jóvenes que reciben “dinero fácil” del exterior; muchos de ellos se dan a la vagancia y a un estilo de vida improductivo, que los anula.
Jacobo, tragándose las lágrimas -los golfos alardean de estoicismo-, pensaba en lo de la soberbia. Como que ya se lo habían dicho sus compañeros de vagancia: -Tu tiés muchos humos...
Pero si esos niños no merecían las consecuencias de la vagancia de sus progenitores, no tenían más derecho de ninguna clase al producto de la laboriosidad de sus progenitores.
Efectivamente, Ricaldoni me había felicitado por algunas combinaciones mecánicas absurdas que yo había ideado en mis horas de vagancia.
Saliste de Lisboa para Oporto: apunto allí, para tirarte al vuelo, cuando en Alhama te contemplo absorto... ¡Suelta, pájaro errante, en algún suelo las alas de tus pies, que esa vagancia engendra desamor y desconsuelo!