vaga

vaga

1. s. f. TEXTIL Hilo que forma una lazada suelta en un tejido.
2. TEXTIL Hilo que por defecto o por exigirlo el dibujo del tejido pasa por más de uno de los otros hilos que van en dirección contraria.
Traducciones

vaga

faul
Ejemplos ?
-Dios te los de mu güeenos -repúsole ésta devolviéndole al par la cariñosa ofrenda y sin poder ocultar la vaga inquietud que sentía.
Cuando don Leovigildo salió de la habitación, ya cumplido su santo ministerio consolador, quedó Rosalía como sumida en un a modo de lúcido desmayo; una vaga sensación hasta entonces no sentida habíase adueñado de todo su ser; parecíale que empezaba a ver las cosas por cristales nunca vistos: a sus ojos empezaban a confundirse las líneas y los colores; parecía como si estuviese distante de la habitación en que yacía; la mano férrea que aprisionaba su pecho empezaba, sin duda, a sentirse cansada; aquello era, sin duda, la crisis anunciada por el médico.
María Antonieta era una enferma de aquel mal que los antiguos llamaban mal sagrado, y como tenía alma de santa y sangre de cortesana, algunas veces en invierno, renegaba del amor: La pobre pertenecía a esa raza de mujeres admirables, que cuando llegan a viejas edifican con el recogimiento de su vida y con la vaga leyenda de los antiguos pecados.
(7) Yo soy el Trovador que vaga errante, Si son de vuestro parque estos linderos No me dejeis pasar, mandad que cante; Que yo sé de los bravos caballeros La dama ingrata, y la cautiva amante, La cita oculta y los combates fieros Con que á cabo llevaron sus empresas Por hermosas esclavas y princesas.
En cambio, a lo mejor, tendidos en la umbría, una hoja vaga que se desprende de la fronda nos roza la sien y produce en nosotros un misterioso estremecimiento, en que nos parece barruntar un suceso inmenso que en aquel instante está ocurriendo, tan grande y universal que no tiene límites, que no tiene forma, que no puede ser definido ni nombrado, y del que la hoja caediza es sólo un humilde nuncio o infinitesimal síntoma.
La trayectoria de su vida, sencilla como la de un astro, dibuja en la fantasía una línea legendaria; tenue alborada en el palacio de la plaza del Ángel, esplendor de mediodía en Saint-Cloud, crepúsculo en la vaga niebla de Inglaterra.
La monja guardó silencio y la vaga esperanza que yo había conservado hasta entonces, huyó como un pájaro que vuela en el crepúsculo: Yo sentí que era mi alma como viejo nido abandonado.
Pero cuenta que su abuela siempre te maldijo como al peor de los hombres. Sentí una vaga aprensión: —¿Quién era su abuela, Señor?
Meditó largo tiempo silenciosa, inmóvil e indecisa, hasta que vaga y singular sonrisa que la excitó una idea generosa, tendió sus labios, y avivó su prisa.
Volví a murmurar: —Hermana Maximina... Y ella, sin alzar la cabeza respondió con la voz vaga y dolorosa: —Diga, Señor Marqués. —Digo que eres avara de tus tesoros.
Deslizándose en silencio Por su superficie rústica Viene á estas horas bajando Una sombra lenta y muda. Aparicion que nacida En alguna grieta inmunda Vaga de una en otra peña Sobre el aura que la empuja.
Margarita, que engañada consintió y necia en la fuga, y salió exhalada al mundo de los deleites en busca, cual mariposa perdida por el aura que perfuman mil flores, entre las cuales vaga errando de una en una, mas que al apoyarse en ellas se estremecen y la asustan, y aturdida y fatigada no osa parar en ninguna.