vado


También se encuentra en: Sinónimos.

vado

(Del lat. vadum.)
1. s. m. Sitio poco profundo por donde se puede atravesar con facilidad un río u otro curso de agua. paso
2. Espacio de las vías públicas reservado para el acceso de vehículos a garajes o fincas. paso
3. Solución o alivio en una situación difícil no consigue dar vado a su empresa.
4. al vado o a la puente coloquial Se usa en tono exclamativo para animar a tomar una decisión.
5. tentar el vado coloquial Sondear con precaución un negocio.

vado

 
m. Paraje de un río con fondo firme y poco profundo por donde se puede pasar andando, en carruaje o a caballo.
En la vía pública, modificación de la acera y bordillo destinada exclusivamente a facilitar el acceso de vehículos a locales sitos en las fincas.
fig.Expediente, remedio o alivio en un asunto.

vado

('baðo)
sustantivo masculino
1. parte de una corriente de agua poco profunda y de fondo firme por la que se atraviesa fácilmente Atravesaron caminando el arroyo por un vado.
2. parte de la vereda de una calle que se rebaja para facilitar el acceso de un vehículo a un garaje Subió con su bicicleta a la vereda por un vado.
Sinónimos

vado

sustantivo masculino
1 esguazo, paso.
Tratándose de un río o curso de agua.
2 remedio, salida, recurso, expediente.
Por ejemplo: dar vado a un negocio.

vado:

vaderapaso, remanso,
Traducciones

vado

Furt

vado

gué

vado

Ford

vado

Ford

vado

فورد

vado

Ford

vado

福特

vado

福特

vado

Ford

vado

Ford

vado

פורד

vado

포드

vado

Ford

vado

SM
1. [de río] → ford
2. (Esp) (Aut) → garage entrance
"vado permanente""garage entrance", "keep clear"
3. (anticuado) (fig) (= salida) → way out, solution
no hallar vadoto see no way out, find no solution
tentar el vadoto look into possible solutions
4. (anticuado) (fig) (= descanso) → respite
Ejemplos ?
En el Perii prestó también á la causa americana útiles servicios, como jefe de la Maestranza y parque; pero injustamente desairado un día, en Trujillo, por el Libertados, fray Luis Beltrán intentó asfixiarse. Aunque sal- vado á tiempo por un amigo, nuestro franciscano quedó loco.
El virrey del Perú encomendó entonces al arequipeño don José Manuel de Goyeneche la pacificación del territorio suble- vado; y el brigadier de los reales ejércitos, después de derrotar á los patriotas en la recia batalla de Guaqui, se dirigió sobre Cochachamba, donde nuevamente fueron vencidos los insur- gentes en la sangrienta acción de Viluma, quedando la ciu- dad á merced del vencedor, quien no anduvo parco en castigos y estorsiones.
Por el Norte, tomando de la Cordillera de Tagüín recta por Playas en el río Arenillas, vado Ducupalta en el río Santa Rosa hasta el alto de Caluguro, línea que las separa de las Parroquias de Arenillas y Santa Rosa.
Los límites de la parroquia serán los siguientes: Por el Este, Oeste y Sur, los mismos que le sirven al Cantón Arenillas; y en la parte norte con los sitios Bunque, Palmales, Progreso, y Quebrada Seca, en una línea intermedia, cuyos puntos referenciales se señalan así: partiendo del punto Techo del Lobos a orillas del rio Zarumilla, en línea recta hasta el primer vado del Guarumo...
Y retirarse ordenados a sus esguízaros viendo, del Tesín a un ancho vado, donde su fin va a ser cierto, vuela a ponerse a su frente para advertirles el riesgo que van a hallar en las aguas, por no arrostrar el del fuego, y los conjura y exhorta a que con él revolviendo, noble resistencia opongan al vencedor altanero; y que cual valientes busquen con él de salud un puerto, no del Tesín en las ondas, mas de la lid en el hierro; que allí segura es la muerte, y aquí bien puede no serlo; que aquí aún les espera gloria, y allí solo vilipendio.
El vado del río era una línea recta inclinada hacia la derecha así: I, al igual que se baja por una vía áspera y larga en cuyas riberas no existe ningún alimento; solamente hay piedras y escollos.
El Horqueta, que corta el camino hacia la costa del Paraná, no ofrecía entonces puente alguno y sólo daba paso en el vado carretero, donde el agua caía en espumoso rápido sobre piedras redondas y movedizas, que los caballos pisaban estremecidos.
“El 28, como ayer, orillando el Barbarco y siempre hacia el mediodía, hasta que libre este río de las estrecheces de los montes (-vado de las Arvejas-), entra en otros hacia el oriente, (-Ahilinco-) por lo que, abandonándolo, cruzamos un monte (-Por las alturas del Atreuco, Matancillas y luego por el arroyo El Chacay y por detrás del actual pueblo de Varvarco-) cuya senda nos condujo al río Ñudquen, distante de allí unas tres leguas, más o menos.
y conservación de su Real hacienda, que por estas dos cosas tengo de posponer las propias toda la vida, teniendo delante los ojos la obligación con que nací de cumplir primero con mi Rey; y como haya dado vado a esto, que es lo principal, atenderé a lo que me tocaré como acesorio: a V.
Luego acampamos. (-El lugar de vado y acampe es frente a Invernada Vieja-). El 29 tuvimos que atravesar el río Ramquileuvu, (-Ranquileo-) al que se llega por una larga y penosa bajada, y de allí hay que ascender otro tanto.
A la postre, ovo de le caer la hora de las mermas, do el magnánimo infanzón topádose oviera con la vado enjuta del arroyo de las sus dádivas; ca sabido se está que, en noria que non le surge agua e agua se le saca, de secarse ha presto.
sí que los teucros llegaron al vado del voraginoso Janto, río de hermosa corriente a quien el inmortal Zeus engendrara, Aquileo los dividió en dos grupos.