Ejemplos ?
Por ejemplo, el Relator Especial sobre las ejecuciones extrajudiciales, sumarias o arbitrarias observó que, a falta de programas eficaces de protección de los testigos, el procesamiento de los responsables de las ejecuciones extrajudiciales resulta difícil, cuando no imposible (véase el documento A/63/313).
Los niños testigos y las víctimas de delitos basados en el género requieren un tratamiento especialmente delicado debido al trauma y la marginación especiales que pueden haber padecido Los niños que han sido víctimas o testigos de agresiones sexuales. pueden recibir tratamiento y atención especiales antes, durante y después del juicio (véase el documento E/CN.4/Sub.2/2004/11).
Esta disposición concuerda con la establecida por el Cabildo de mayo del 10, pero diverge radicalmente con lo estatuido en el Estatuto Provisional del 11, que a estar al mismo Reglamento, debía seguir siendo la ley orgánica del gobierno mientras la Asamblea Extraordinaria no dispusiera otra cosa. Véase, pues, cómo empiezan a mostrársenos discordancias y diferencias de puntos de vista entre el Cabildo y el pueblo revolucionario del 8 de octubre.
v Documento A/FCTC/INB2/6 Add.1. vi Este proyecto de resolución figura en el documento A56/8 Rev.1. vii Véase el documento A56/8, anexo. viii Documento WHA56.1.
Y véase por qué arte y modo, escenas tan lúgubres y trágicas como las de aquella tarde y aquella noche, vinieron a tener por remate y coronamiento un poco de júbilo y alegría.
5.- El presente Decreto entrará en vigor desde el día de su publicación en el Diario Oficial. DADO EN CASA PRESIDENCIAL, San Salvador, a los veinticuatro días del mes de junio de mil novecientos sesenta. Véase también
Paraguay – por ejemplo – constituía, dentro del antiguo virreinato, una intendencia que, además de tener vida propia, contemplaba con tranquilidad la hegemonía de su capital – Asunción – porque sus pueblos se habían formado por irradiación de esa ciudad (Véase que es un caso distinto al de la Provincia Oriental).
Lo mismo sucede con los intentos de Alberdi por apoyar su rico pensamiento económico en consideraciones biológico-evolucionistas al final de sus días (véase Escritos Póstumos).
Una ciencia lógico–hermenéutica y crítica para la crítica, no sólo de la ciencia, sino de todo aquello en donde los signos se producen o se extinguen. Ábrete sésamo y la Semiótica nos mostrará tesoros o esperpentos. Véase nuestra obra mayor Iniciación a la Semiótica.
Como el vencedor de la Florida y Postravalle, Warnes inició aquí en nuestra tierra su carrera militar, combatiendo en nuestra frontera a contrabandistas y “portugueses” cuando lo sorprendió la revolución de 1810 y, después de ir al Paraguay con Belgrano y volver prisionero a Montevideo es que se marchó al “Alto Perú”. Véase pues que, en el momento histórico que he precisado, las dos llamas revolucionarias que siguen ardiendo en Bolivia eran alimentadas por la decisión y el esfuerzo de dos soldados forjados para la guerra y la dura vida militar en este Uruguay Oriental.
Naturalmente que el éxito de esta fórmula, que consagra desde luego el respeto de Rivadavia a las leyes vigentes, dependía de la Junta de Representantes, de su altivez y valor cívico; del concepto de sus miembros respecto al valor de la propia investidura de diputados de la soberanía oriental… Ellos podían negarse a votar la deposición de Lavalleja, debían hacerlo resueltamente si se sentían – por encima de sus pasiones – representantes del pueblo oriental, cuya independencia aquél había promovido y defendía en todo terreno. Véase, entre tanto, cómo describe sus gestiones – coronadas al fin de éxito – don Ignacio Núñez.
Afirmamos también la gran importancia que atribuimos a los valores de solidaridad, respeto, tolerancia y multiculturalismo, que constituyen el fundamento moral y la inspiración de 2 Véase el capítulo VII del informe de la Conferencia, en el que figuran todas las reservas y declaraciones formuladas respecto de la Declaración y el Programa de Acción.