várice

(redireccionado de várices)

várice

('baɾiθe)
sustantivo femenino
ver varice
Traducciones

várice

varice
Ejemplos ?
Al utilizar este término nos referimos sobre todo a la afectación del sistema venoso superficial de las extremidades, si bien existen otros tipos de várices en otras partes del organismo.
En las complicaciones severas o agudas de la hipertensión, tales como el sangrado de las várices esofágicas, se puede disminuir la presión portal con octreotida intravenosa—un análogo de la somatostatina—o terlipresina intravenosa—un análogo de la hormona antidiurética.
En casos de hipertensión portal (la sangre que penetra en el hígado por medio de la vena porta no puede alcanzar la cava inferior, por lo que se acumula retrógradamente en las venas que drenan y forman la vena porta), la sangre dilata estas anastomosis normalmente muy pequeñas, dando lugar a las várices esofágicas.
Si estas várices se rompen pueden dar una hemorragia mortal. El drenaje linfático viene dada por cadenas ganglionares que recorren la curvatura mayor (nódulos gastroepiploicos derechos e izquierdos y nódulos gástricos derecho e izquierdo).
El linfedema. Las enfermedades que afectan a la circulación de la sangre en las piernas y pies, como las várices. celulitis periorbital (infección de la cuenca del ojo).
Además, por la fluxión de las venas en la pelvis, puede ocurrir hinchazón y formación de várices en el área de la vulva (varicosis vulvae gravidarum o varicosis vulva in graviditate).
Debido a una insuficiencia venosa crónica (debilidad) de las venas de la zona pélvica, en especial, de la vena ovárica, se pueden producir várices, de manera análoga al varicocele masculino.
A la presión aparece la "piel de naranja". Aparecen estrías y várices, tendencia a la obesidad y lipodistrofia localizada. Esta fase también puede ser reversible.
Achalasia esofágica. Cáncer de esófago. Esófago de Barrett. Várices esofágicas. Enfermedad por reflujo gastroesofágico. Desgarro de Mallory-Weiss Atresia esofágica En tetrápodos, la faringe es mucho más corta, y el esófago correspondientemente más largo, que en los peces.
Amenorrea. Espasmos gastrointestinales. Parasitosis. Várices, hemorroides. Por vía externa, para tratar el vitíligo y la leucodermia.
Una noche después fue a un cóctel y al día siguiente se enfermó, fue al hospital de Punta Arenas y le diagnosticaron Várices esofágicas, una enfermedad comúnmente asociada a los hábitos alcohólicos.
Según sus promotores, practicar al menos media hora cada madrugada produce: una buena circulación de la sangre y la linfa mejor oxigenación de todo el cuerpo mejor digestión y tránsito intestinal un equilibrio hormonal óptimo (debido al ejercicio de la glándula tiroides mejor coordinación del sistema nervioso más flexibilidad vertebral mejor memoria y creatividad (debido al aumento de la circulación en el cerebro) una sensación de alegría longevidad Algunas personas que sufren de várices, asma o problemas dentales dicen haber encontrado en esta postura alguna mejoría.