urraca

(redireccionado de urracas)
También se encuentra en: Sinónimos.

urraca

(Del nombre propio Urraca.)
1. s. f. ZOOLOGÍA Ave paseriforme de plumaje negro y blanco y larga cola, que suele adornar su nido con objetos brillantes.
2. Persona aficionada a recoger y guardar cosas.
3. hablar más que una urraca coloquial Hablar mucho.
NOTA: Nombre científico: (Pica pica.)

urraca

 
f. zool. Ave del orden paseriformes (Pica pica), de cola larga y plumaje blanco y negro. Su dieta es omnívora e incluye frutos, pequeños animales y carroña.

Urraca

 
(1033-1101) Infanta de Castilla y León, hija de Fernando I. En la división de los estados de su padre le correspondió la ciudad de Zamora.

Urraca

 
(1080-1126) Reina de León y Castilla (1109-26), hija de Alfonso VI. Contrajo matrimonio con Raimundo de Borgoña (1090?) y el Rey les concedió la tenencia de Galicia. A la muerte de Raimundo (1107), se casó con Alfonso I el Batallador, rey de Aragón (1109) y a la muerte de Alfonso VI, este le legó los reinos de León y Castilla. En 1114, Alfonso I la repudió. Al morir, le sucedió Alfonso VII, hijo de su primer matrimonio.
Sinónimos

urraca

sustantivo femenino

urraca:

picaza
Traducciones

urraca

magpie

urraca

сврака

urraca

garsa

urraca

Elster

urraca

pigo

urraca

pie, pie bavarde

urraca

ekster

urraca

sroka

urraca

pega-rabuda, pega

urraca

straka

urraca

husskade

urraca

harakka

urraca

svraka

urraca

カササギ

urraca

까치

urraca

skjære

urraca

skata

urraca

นกกางเขน

urraca

saksağan

urraca

chim ác là

urraca

喜鹊

urraca

SF
1. (= ave) → magpie
2. (= habladora) → chatterbox; (= chismosa) → gossip
Ejemplos ?
Tenía una manera especial de inclinar la cabeza hacia un lado para escuchar cuando se le hablaba, levantando un ojo como las urracas, o cuando esperaba una respuesta a sus observaciones.
Aprovechando las ausencias del hombre, iban y venían las urracas por los andenes, balanceando sus cabecitas de ojos pícaros sobre el cuello nervioso, erizando el plumaje con lascivo temblor, arrastrando por tierra su cola, tal que si ella fuese manto de desposada.
No hemos olvidado sus furibundos artículos en los días de la guerra hispano-yanqui: a pesar de su gran talento y ofuscado por el amor a España, no vio que los norteamericanos practicaban una obra de humanidad y policía al extirpar en Cuba un gobierno de tigres y urracas.
Una variante atenuada, la manía de coleccionar estampillas o cualquier otra clase de objetos, al estilo de las urracas, no se encuentra seguramente entre los aficionados a coleccionar ideas.
FILOCLEÓN: Ni siquiera me ha dejado con qué cerrar las grietas de mi urna. EL PERRO: Es preciso que le castiguéis. Un solo árbol no puede mantener dos urracas. Es insuficiente.
Y cuentan que llenóse asimismo aquel sitio de flores marinas, de carrizales, los cuales se cubrieron de diferentes géneros de tordos y urracas; unos colorados, otros amarillos, que con su canto y chirriar hacían gran armonía, y alegraron tanto ese lugar ameno y deleitoso, que los AZTECAS parecieron olvidar el sitio prometido por HUITZILOPOCHTLI y se pusieron a cantar y bailar, sin acordarse que todo aquello era una visión ideada por su guía para darles un panorama de como sería el lugar donde fundarían su gran población, la nueva TOLLAN-MESHICO.
No tardamos en llegar al desierto que íbamos a habitar por algunos días; una dehesa inmensa, empotrada en medio de otras inmensas dehesas; el suelo alfombrado de cuantas flores y yerbas de diversos y vivísimos matices se pueden imaginar, cubierto de altísimos jarales, salpicado de robustas encinas y hormigueando por todas partes la caza; jabalíes, venados, ciervos, gamos, lobos, zorros, liebres, conejos, águilas, buitres, milanos, grullas, perdices, palomas, búhos, urracas...
Henchía los pulmones un airecillo con aromas de espliegos y de tomillo; flotaban las neblinas en la hondonada, bramaban los becerros en la majada, las alondras corrían por los caminos, las urracas chillaban en los espinos, silbaban los vaqueros, cantaba el cuco y graznaba el imbécil abejaruco.
Esta especie suele anidar dentro del hueco de un árbol, pero también puede usar viejos nidos de urracas y de ardillas, grietas en rocas o agujeros en edificios, e igualmente se adapta con facilidad a cajas nido.
No obstante, una vez al año, todas las urracas del mundo, aves místicas en la cultura china, se compadecen de ellos y vuelan hasta el cielo para formar un puente (chino: 鵲橋, Que Qiao, «el puente de las urracas») sobre la estrella Deneb en la constelación del Cisne, para que los amantes puedan reunirse por una sola noche, en la séptima noche de la séptima luna, el día del amor en China.
La prueba ha sido pasada por chimpancés, gorilas, orangutanes, delfínidos (incluyendo orcas y falsas orcas), elefantes, macacos de Rhesus, monos capuchinos, seres humanos, córvidos como las urracas y posiblemente palomas.
En su territorio campean también cuervos, urracas, cornejas, chovas, arrendajos, tordos, mirlos, zorzales, golondrinas, aviones, gorriones, jilgueros, verderones, pardillos, carboneros, herrerillos, etc.