Ejemplos ?
Cuando la colonización asciende en dirección al riñón, puede conducir a la inflamación de la pelvis renal, incluyendo la infección del propio tejido renal (pielonefritis), y, por último, colonización de la sangre (Urosepsis).
· Pueden tener displasia renal uni o bilateral que no empobrece la sobrevivencia inmediata. · Pueden evolucionar con urosepsis, elevación de la urea y de la creatinina plasmática.