uniformemente

uniformemente

adv. De manera uniforme los bailarines danzaban uniformemente. homogéneamente
Traducciones

uniformemente

evenly

uniformemente

ADVuniformly
Ejemplos ?
El registro del estado civil de las personas será uniformemente llevado en toda la Provincia por las autoridades civiles, sin distinción de creencias religiosas, en la forma que lo establezca la ley.
Legislar sobre enseñanza y cualquier otro objeto de interés o municipal, dejando a las respectivas municipalidades su aplicación. 6. Determinar las formalidades con que se ha de llevar uniformemente el registro del estado civil de las personas. 7.
ARTÍCULO 5º - Un registro del estado civil de las personas será uniformemente llevado en toda la Provincia, por las autoridades civiles, sin distinción de creencias religiosas.
La indianidad, o sea, la existencia y predicamento en la América civilizada por españoles de un concepto vital de unidad, sentido uniformemente en todas partes, era en 1810 una realidad más palpable que la de las restrictas nacionalidades.
Cerraba los ojos y veía un hombre en habit noir, como decían ellos, con gran pechera almidonada (plastrón), que daba la mano como un clown, que era uniformemente escéptico, sistemáticamente glacial, y que decía en francés todas las vulgaridades traducidas a todos los idiomas.
Así todo sistema de signos es manifestación de los objetos-lenguaje o semióticas y cada semiótica, sistema de signos o lenguaje, es en sí misma, separada de los demás sistemas sígnicos, un lenguaje cuyos componentes son a su vez, objetos que se registran en un solo análisis como uniformemente dependientes de la clase y dependientes entre sí.
Resolver en única instancia sobre las acusaciones a los funcionarios sujetos a juicio político; 28. Determinar las formalidades con que se ha de llevar uniformemente el registro del estado civil de las personas; 29.
II La indianidad, o sea la existencia y predicamento en la América civilizada por españoles de un concepto vital de unidad, sentido uniformemente en todas partes, era en 1810 una realidad más tangible, más clara, mucho más firme que el posible pero históricamente muy dudoso – para nosotros – de las restrictas nacionalidades.
En cambio, si se expresa que se requisan las panaderías que cometan tal o cual infracción, el objeto mismo de la requisición es indeterminado, pues no se sabe cuáles ni cuántas serán las requisadas, y en definitiva, será un funcionario subalterno quien determine a quiénes se les aplicará esa medida, lo que se presta para arbitrariedades e impide el control de ese organismo sobre la legalidad de cada una de las requisiciones que se lleven a efecto basadas en semejante orden. 4º Este es el criterio que ha aplicado uniformemente este organismo.
Últimamente, continuando la discusión del grande asunto de otorgar cartas de ciudadanía a los españoles europeos, y de las gravísimas dificultades que se presentan para concederles esta gracia, de que podrán resultar en nuestro sistema y nuevo Gobierno adoptado funestas consecuencias, que acaso el tiempo y las circunstancias no podrán remediar, después de haberse tratado particularmente y con la mayor consideración este delicado negocio; resolvieron uniformemente los señores se consultase al Excelentísimo Gobierno sobre los decretos que se conceden a esta clase de ciudadanos, las circunstancias o cualidades que deban tener, y las clases de pruebas que deban dar, respecto a que el reglamento que se ha publicado no lo declara.
Leído el acuerdo anterior y firmado por los señores que a él asistieron, consideró el Ayuntamiento ser importantísimo representar a la Excelentísima Junta la falta que había de regidores para tratar y acordar los graves y continuos asuntos que ocurrían en los peligros y delicadas circunstancias en que se veía amenazada la patria y el reino entero por los enemigos de nuestra causa, motivada de las enfermedades de unos y ausencias de otros; y uniformemente resolvió este Cuerpo se le pasase una lista de los vecinos y ciudadanos que se reputaban aptos y meritorios por su decidido patriotismo...
Para dar una idea de la (que si uniformemente no la testificaran muchos historiadores, tendríamos por fabulosa) fortuna de Quirós, nos bastar referir que en 1668, a poco de llegado a Lima el virrey conde de Lemos, propúsose nuestro minero hacerle una visita, y salió de Potosí trayendo valiosísimos obsequios para su excelencia.