umbría


También se encuentra en: Sinónimos.

umbría

s. f. Paraje donde casi siempre hay sombra debido a su orientación en la umbría de la casa está creciendo hiedra. ombría, sombría

umbría

 
f. Vertiente de una montaña orientada de manera que recibe el mínimo de insolación y calor posibles.

Umbría (Umbria)

 
Región del centro de Italia, al N del Lacio, formada por dos prov.; 8 456 km2 y 804 054 h. Cap., Perugia.
Sinónimos

umbría:

sombra
Traducciones

umbría

Umbrien
Ejemplos ?
—Cerciórense bien del terreno, y siéntense después —le había dicho su padre. El acantilado se alza perpendicular a veinte metros de un agua profunda y umbría que refresca las grietas de su base.
En cambio, a lo mejor, tendidos en la umbría, una hoja vaga que se desprende de la fronda nos roza la sien y produce en nosotros un misterioso estremecimiento, en que nos parece barruntar un suceso inmenso que en aquel instante está ocurriendo, tan grande y universal que no tiene límites, que no tiene forma, que no puede ser definido ni nombrado, y del que la hoja caediza es sólo un humilde nuncio o infinitesimal síntoma.
Para festejo de la buena nueva prepara nuestro rey la rica fiesta; y más: que cada cuarta luna nueva se haga otra tanta similar a esta; pues quiere refrescar la dura prueba de cuatro meses que en la piel infesta junto al Orco vivió; hasta que un día como es mañana, huyó la cava umbría.
Mi corazón de fuego en ti no la encontró: floresta umbría, silenciosa montaña, campo triste, yo la paz de la vida te pedía, tú la paz de la tumba me ofreciste.
Mas ni en mis noches divinas con estrellas diamantinas, ni en mis caseras palomas, ni en la miel de los aromas de mis natales colinas, ni en las puras azucenas, ni en las fuentes de la umbría, ni en las auroras serenas, ni en las dulces tardes llenas de profunda melodía, ni en los besos ideales, ni en las mieles musicales de las madres cuando cantan, ni en las risas celestiales de los niños que amamantan, encontró la musa mía pobre símbolo siquiera que con miel de poesía interpretarme pudiera la pureza de María...
ANDEVALO ORIENTAL: Berrocal, Calañas, Campillo (El), Campofrío, Granada de Río Tinto (La), Minas de Ríotinto, Nerva, Valverde del Camino, Zalamea la Real. COSTA: Aljaraque, Cartaya, Gibraleón, Isla Cristina, Lepe, Punta Umbría, Huelva.
CORO En danzas nocturnas pondré mi blanco pie, bacante, mis pieles al cielo lleno de rocío lanzando, como una corza que en los verdes placeres del prado retoza, cuando ha escapado la terrible caza, fuera del alcance de las redes bien tejidas, y saltando ante los cazadores delante de la carrera de los perros, De la fatiga de la carrera y los torbellinos, salta al llano junto al río, y goza en la soledad sin mortales y en los retoños de la selva umbría.
18 El blanco diente, que alimenta y cría el elefante asiático y tardío, negro parece más que noche umbría, si llega a compararse con el mío; y porque de Cotítaris sabía una lición, que tengo a desvarío, al mirarme tan plácido y sereno luego tres veces me escupí en el seno." 19 Esto apenas cantó Dametas, cuando Dafne besó su faz, y él a su beso respondió con abrazos, engendrando amor en ellos, amoroso exceso; y cual su flauta a cítara trocando poco a poco se van del monte espeso, con su vacada el uno al fresco río, y el otro a su redil con su cabrío.
-¿Pos qué diba a jacer el hombre?, salir dando volteretas por la umbría, y tan y mientras el Mulete montó en su jaco, cogió a la Niña, que se dejó coger por el talle, y endispués de colocársela a la grupa, pos ná, picó espuela el gachó, y que te alivies, moreno...!
Por una sola noche Demandaré un albergue en el castillo Y sin que nadie á sospecharlo alcance En el silencio de la noche umbría A solas con tu padre razonando Lograré que consienta; y mas llegando A saber con mi nombre La razon de dejar la patria mia.
Tú, cuya voz dulcísima murmura en la quietud de la floresta umbría, y del bosque salvaje en la espesura, y en los gemidos de la mar bravía, y en los murmullos de la sombra oscura.
Yo te bendigo: porque a par vienen contigo los misterios del placer. Tú traes en tus tibios rayos a esta baja tierra umbría, la religiosa armonía que se exhala por doquier.