ultramontano


También se encuentra en: Sinónimos.

ultramontano, a

1. adj. Que está situado en la parte posterior de un monte, respecto al punto desde donde se considera llegó a tierras ultramontanas tras cabalgar varios días.
2. HISTORIA Propio del ultramontanismo.
3. adj./ s. HISTORIA Que es partidario del ultramontanismo.

ultramontano -na

 
adj. hist. relig. Relativo al ultramontanismo.
adj.-s. En España, persona que opinaba a favor de la potestad de la Santa Sede.
Sinónimos

ultramontano

, ultramontana
adjetivo y sustantivo

ultramontano:

carcaretrógrado, conservador, reaccionario,
Traducciones

ultramontano

oltremonti

ultramontano

ADJ & SMultramontane
Ejemplos ?
Los mismo liberales ó isabelinos que usufructuaron la trai- ción fueron los primeros, así en Madrid como en las gi an- des ciudades del reino, en abrumar con desaires é injurias al émulo de Judas. Para todo español, liberal ó ultramontano, Maroto era un reprobo.
Esas ideas son suyas. Cabrera, ya habrás visto, se declara enemigo del partido ultramontano y de los curas facciosos. Hace mal, porque ahora son un poderoso auxiliar.
Creyendo falsa la aventura, con- fiesa el ultramontano conde que no ha cuidado de registrar historiadores para averiguar la verdad, y se atiene á lo que le dijo un bufón español.
No se trata de cerrarse al mundo, no es un problema de nacionalismo ultramontano, sino de inteligencia, observación y compromiso con la Nación.
No se trata de cerrarse al mundo. No es un problema de nacionalismo ultramontano sino de inteligencia, observación y compromiso con la Nación.
Sus causas pueden ser trazadas desde mucho tiempo antes, fundadas en divergencias irreconciliables entre el catolicismo ultramontano, el liberalismo y el régimen del padroado.
La cuestión evolucionó centrada en la actuación de dos obispos, Dom Vital y Don Macedo Costa, ardientes defensores del catolicismo ultramontano.Basándose en ordenaciones papales no aprobadas por el Imperio, al prohibir hermandades bajo su jurisdicción, por mantener en su seno miembros masones, y negándose a levantar las prohibiciones despuñes de una orden expresa del gobierno, ya que tales asociaciones eran regidas también por el poder secular, se juzgó que herían la Constitución del Imperio e incurrían en culpa de desobediencia civil, siendo apresados y condenados a trabajos forzados.
Durante su primer gobierno (diciembre 1903-diciembre 1904) tuvo que enfrentarse a un serio conflicto en la ciudad de Valencia, un bastión de los republicanos de Vicente Blasco Ibáñez, con motivo de su intento de situar al frente del arzobispado de Valencia a Bernardino Nozaleda, un clérigo al que la izquierda consideraba la imagen viva del clericalismo y al que además acusaba de antipatriota y ultramontano al haber permanecido al frente del arzobispado de Manila dos años después de la pérdida de las Filipinas.
En 1443 Antonio nombró a dos vicarios general para los observantes, ya que la Observancia Regular se había dividido en dos grupos: la «Observancia cismontana», que agrupaba las casas de Italia y la Europa oriental y central, y la «Observancia ultramontana», con las casas de Francia, los reinos hispánicos (incluidas las colonias) e Inglaterra. Juan Capistrano fue el vicario cismontano y Jean Perioche de Maubert el ultramontano.
l idioma corso es un conjunto de dialectos toscanos divididos en dos grupos dialectales principales: el cismontano y el ultramontano.
A pesar del acuerdo de 1517, la convivencia entre las dos Observancias se vio alterada por maniobras políticas, principalmente de la Corona Española, que influía para que el ministro general observante fuera siempre ultramontano.
Al igual que su abuelo, su padre era propietario de una farmacia y militante del ultramontano Partido Integrista; como presidente del Centro Católico Montañés (vinculado a Acción Católica), José Zamanillo Monreal había dirigido en Santander La Propaganda Católica, que editaba el periódico antiliberal El Diario Montañés.